Rusia desarrolla en el Mediterráneo sus maniobras más relevantes

0
212

Del 1 al 8 de septiembre, la flota rusa ha desarrollado en las proximidades de la costa siria las mayores maniobras aeronavales desde el final de la Guerra Fría. El comandante en jefe de la Marina, almirante Vladimir Korolev, explicó que eran unos “ejercicios sin precedentes por su alcance” y que “se llevan a cabo por primera vez en la historia moderna de Rusia”, informó la agencia TASS.

Un total de 26 buques, entre ellos dos submarinos, y 34 aeronaves, han participado en el despliegue. Los buques pertenecen a las flotas del mar Negro, del mar del Norte y del Báltico, además de la flotilla del mar Caspio. Las aeronaves pertenecen a la aviación estratégica, a la naval y a la de transporte militar, según la agencia Sputnik. Desde 2013, Rusia ha vuelto a mantener de forma permanente una presencia naval en el Mediterráneo, aunque el número de buques no supera habitualmente la decena. Las operaciones navales en apoyo del gobierno sirio se han convertido en la tarea principal de estas unidades, al igual que las que realizan las fuerzas aéreas estacionadas en dicho territorio. El puerto de Tartus (Siria) es su principal base fuera de Rusia.

Estas maniobras del mes de septiembre han incluido el lanzamiento de misiles desde los buques desplegados, así como reabastecimientos en vuelo de las aeronaves que volaron desde sus bases en territorio ruso, entre los que se han encontrado los aviones de ataque estratégico Tu-160, los de lucha antisubmarina Tu-142 e Il-38 y los cazas Su-33 y Su-30SM.

Fragata Almirante Grigorovich, de la Flota del Mar Negro. (Foto: Mil.ru CC BY 4.0)

Los ejercicios han estado precedidos del despliegue de las unidades procedentes de sus zonas habituales de patrulla, para lo cual han tenido que atravesar en algunos casos el estrecho de Gibraltar, en su camino desde el mar del Norte (caso del crucero lanzamisiles Marshall Ustinov, que además ha desempeñado el papel de buque insignia de las maniobras y la fragata antisubmarina Severomorsk) o los Dardanelos desde el mar Negro (caso de las fragatas almirante Grigorovich y almirante Essen).

Igualmente, con antelación, fueron emitidos los oportunos avisos a los navegantes para garantizar la seguridad marítima y aérea en las zonas elegidas para las maniobras, declarándolas “temporalmente peligrosas para la navegación marítima y el tráfico aéreo”, señaló el máximo responsable de la Marina rusa, que se desplazó a Siria para presenciar su desarrollo. Precisamente por ello, la Autoridad de Aeropuertos de Israel lanzó un aviso de posibles interrupciones en los vuelos hacia y desde su territorio durante el fin de semana pasado debido a dichos ejercicios, dado que las rutas sobre Chipre se vieron afectadas de lleno.

Renace la Segunda Flota USA

Por otro lado, el 24 de agosto, el Jefe de Operaciones Navales de la US Navy, almirante John Richardson, presidió una ceremonia con la que se restableció la Segunda Flota de la Marina estadounidense, con área de operaciones en el Atlántico Norte, y nombró al vicealmirante Andrew “Woody” Lewis como su comandante (C2F).

La Segunda Flota, que se consideró disuelta en 2011 bajo el mandato del presidente Obama, ejercerá su autoridad operativa y administrativa sobre los buques, las aeronaves y las fuerzas de desembarco asignadas en la costa este norteamericana y el norte del océano Atlántico. Además, planificará y realizará operaciones marítimas, conjuntas y combinadas y capacitará, certificará y proporcionará fuerzas marítimas para responder a contingencias globales, según dio a conocer la Oficina de Información de la Marina estadounidense.

Vicealmirante Andrew Lewis, el día de su toma de posesión. (Foto: US Navy Communications/ Gary Prill)

“Nuestra Estrategia de Defensa Nacional deja claro que estamos de vuelta en una era de gran competencia de poder, a medida que el entorno de seguridad continúa haciéndose más desafiante y complejo”, dijo Richardson. “Es por eso que ponemos en pie la Segunda Flota para abordar estos cambios, particularmente en el Atlántico Norte”. Además, en palabras del máximo responsable operativo de la US Navy, “la Segunda Flota mejorará nuestra capacidad para maniobrar y luchar en el Atlántico y, como resultado, ayudará a mantener la superioridad marítima de Estados Unidos”.

El vicealmirante Lewis, nuevo C2F, que tendrá su cuartel general en la base de Norfolk, es aviador naval y se graduó en 1985 de la Academia Naval de los Estados Unidos. Ha sido subjefe de Operaciones Navales y ha mandado el Carrier Strike Group 12 (Grupo de Ataque de Portaaviones 12).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.