El marketplace y los consumidores

0
1170

El marketplace es una web de e-commerce que da espacio a empresas para mostrar y vender sus productos, al igual que un centro comercial se lo da a sus tiendas físicas. Es una tienda de tiendas online.

Las ventajas para los proveedores de estar en un marketplace son varias:

– Ahorro de costes, al pagar una cuota por estar en la web, sin tener que crearla el proveedor.

– Mejora del posicionamiento, ya que el objetivo del marketplace es tener la mejor posición online posible.

– Sinergias con otros vendedores de productos complementarios al nuestro.

– Facilidades en la logística, como es la modalidad de dropshipping.

– Una gestión de cobros integral.

Las desventajas de estar en un marketplace son:

– Estar en la misma web con muchos competidores directos, donde se comparan productos, precios, etc.

– Estar sujetos a las normas del marketplace, ajustándose a sus bases.

– Es muy difícil conseguir imagen de marca dentro de un marketplace.

La mayor ventaja para los clientes es que tienen en una sola web todos los productos que están buscando, comparando precios entre los distintos proveedores. Uno de los grandes inconvenientes para los clientes es que muchos marketplaces no son intuitivos pero, sobre todo, que los derechos que tienen los consumidores se difuminan en el placemarket, existiendo una gran indefensión ante estas plataformas online.

Cuando compras un producto, sobre todo de tecnología (móvil, relojes de actividades), y no tienes una tienda física de esa marca del producto en tu ciudad, es muy difícil que si te ocurre algún problema con el producto puedas solucionarlo, como por ejemplo, que se te estropee al poco tiempo, no funcione, falta de conectividad, etc.

Si pagas con tarjeta de crédito o de débito y, por cualquier motivo, se pierde el producto, te lo cobran y no puedes reclamar ni físicamente ni por la web. Además, suelen utilizar repartidores de mensajería pequeñas, que no tienen tiendas físicas en las ciudades donde poder reclamar.

Recomendamos leer muy detenidamente la responsabilidad de estas webs, ya que los consumidores están muy desprotegidos respectos a los marketplaces. Es también aconsejable comprar con sistemas de pago seguros, sin tarjetas, para no abonar el dinero si no se está satisfecho con el servicio o producto. Hay que exigir a los proveedores que nos den las facturas de compras y reclamar en Consumo si no estamos de acuerdo o satisfechos con el servicio dado por el marketplace. Los legisladores deberían poner más instrumentos reales para defender al consumidor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.