Las crisis económicas durante el reinado de los Austrias

0
609

De todos es sabido que en el Antiguo Régimen hubo diferentes crisis económicas que ensombrecieron los reinados de los Austrias, concretamente los de Felipe II, Felipe III y Felipe IV simultáneamente, pero teniendo en cuenta que eran los soberanos del reino más poderoso del siglo XVI y XVII, ¿cómo es posible que no lograran recuperarse de las sucesivas crisis económicas? Analicémoslo según los ensayos de Max Weber.

Maximilian Karl Emil Weber fue uno de los sociólogos más importantes del siglo XX, de hecho, se le considera uno de los padres de la Sociología junto con Karl Marx. Sus estudios se han enfocado en la sociología, la economía y la historia, siendo un ejemplo de ello su obra más reconocida, La ética protestante y el espíritu del capitalismo. Esta obra es un conjunto de ensayos donde se relaciona la sociología de la religión con la economía, pues presenta a la religión como el pilar sobre el cual se erigieron las culturas occidental y oriental.

Según el materialismo histórico de Karl Marx y Friedrich Engels, nuestras ideas y comportamientos cambian en base al devenir de los hechos históricos, es decir, somos un “desenlace histórico”. Por el contrario, Max Weber defiende justo lo contrario: el ser humano es quien cambia el transcurso de la historia con sus decisiones. Teniendo en cuenta las siguientes premisas, Max Weber establece una conexión entre el espíritu del capitalismo y el espíritu del protestantismo.

Con la reforma protestante, el ser humano toma conciencia de sí mismo, transformando una cultura teocéntrica en una cultura antropocéntrica y defendiendo la individualidad del ser humano. Con el protestantismo, se abre el camino a la traducción de la Biblia en lenguas romances, por lo que el fiel no necesita de ‘intermediarios’ (clérigos) para comprender la palabra de Dios. Este hecho permite una reinterpretación diferente a la ya dada por el catolicismo, estableciendo diferencias entre ambas confesiones religiosas.

Para el feligrés católico, cualquier pecado es perdonado, siendo redimido de ir al infierno tras un arrepentimiento sincero, es decir, no tienes una obligada necesidad de llevar una vida virtuosa, mientras que, para el feligrés protestante, el individuo nace predestinado a la condenación o salvación de su alma. Esta pequeña diferencia tiene una gran repercusión en el feligrés, pues le provoca angustia desde el momento de su nacimiento, por lo que concentra sus esfuerzos en llevar una vida virtuosa, pues lo que comúnmente conocemos como “tener suerte en la vida”, puede ser una prueba evidente de la salvación de tu alma. Es ese espíritu de superación, o en palabras de Max Weber, ese “espíritu capitalista”, es lo que facilita una ganancia económica superior en los países protestantes frente a la economía de los países con una cultura occidental, lo cual tiene una lógica respetable.

¿Es este el único motivo por el que la economía española se desangraba durante el Antiguo Régimen? Por supuesto que no, puesto que también influyeron las continuas guerras que hubo de llevar a cabo y la pérdida de territorios como el Reino de Portugal (con Felipe IV en 1640), pero sí que es cierto que los países protestantes afrontaron de manera más holgada el devenir de los tiempos mientras el Imperio Español se ahogaba en bancarrotas (ej. con Felipe II en 1557, 1575 y 1596 respectivamente). No obstante, no podemos juzgar el pasado, pues nosotros miramos al mismo con nuestra mentalidad del presente y siempre vamos a ver errores en las decisiones y forma de actuar de los protagonistas de nuestro pasado histórico. Nosotros, con nuestros avances, marcamos una dirección hacia el progreso, pero ese progreso se debe a una lectura de los tiempos pretéritos con una mirada en retrospectiva, es decir, legitimamos nuestro presente y lo mejoramos gracias a ese tiempo añejo.

 

Bibliografía

Weber, Maximilian, La ética protestante y el espíritu del capitalismo, Fondo de Cultura Económica, México, 2011, 207 pp.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.