Break the Senses, contundencia sonora

El trío procedente de Vélez-Málaga, una de las sensaciones del momento en la provincia y habitual en los primeros puestos de los certámenes de bandas emergentes, está llevando su enérgico rock por toda España con su álbum de debut, Perfect nature, a la espera de dar un deseado salto internacional. Hablamos con ellos largo y tendido sobre su trayectoria, las peculiaridades de la industria musical y otros asuntos que les preocupan. ¿Que aún no los conoces? Deberías.

0
1560

Me cito con los integrantes de Break the Senses en una terraza de una céntrica plaza malagueña ya que están en plena promoción de su flamante primer disco, Perfect nature. Sin embargo, la casualidad hace que nos encontremos por el camino, así que la conversación comienza por las calles que conducen a la cafetería. Ya sentados, con unos refrigerios sobre la mesa, el bullicio de la zona y una agradable tarde acompañarán una amena charla con Ana Rocío García, vocalista principal y guitarra, Priscila Rey, bajo y coros, y el batería Marcelino de la Torre.

Todo comenzó como un favor, para no perder una actuación ya confirmada en un garito. Marce se unió a última hora a Ana Rocío y Priscila para tocar en un concierto al que el baterista habitual no podía acudir. El resultado fue más que satisfactorio: “Esto es lo que queremos: potencia”, exclamó Ana Rocío nada más terminar el bolo. Hacía poco que habían cambiado su nombre a Break the Senses, después de que se denominaran Not Only Punk, una formación en la que las dos chicas participaban desde su época de instituto, en 2012, y en la que habían militado varios baterías sin que consiguieran el sonido ni el estilo que anhelaban. Desde ese momento, en 2014, comenzaron a aplicarse con más ahínco en la composición de nuevos temas y en el montaje de versiones para foguearse por los escenarios.

portada
Break the Senses: compenetrados. Foto: Gilberto Márquez.

Aumentar el repertorio fue de lo más normal, una vez que tres personas se ponen de acuerdo y saben lo que quieren. Ellas ya habían hecho el trabajo más grande. En el momento que llega la unión de los tres, la evolución es natural. Salen cosas nuevas sin tener que pensarlo demasiado”, indica Marce. Algunos de los secretos del éxito de Break the Senses se encuentran en esta cohesión y en intentar ofrecer un repertorio original, tanto en las canciones propias como en las ocurrentes revisiones de piezas de artistas conocidos, tratando de huir de lo convencional. “Prácticamente, nuestras versiones van dirigidas a un público extranjero. Porque a los españoles, si no les pones AC/DC o algo muy clásico o muy conocido no saben cuál es. Tenemos, por ejemplo, muchas canciones modernas como Breaking ball (Miley Cyrus), I kissed a girl (Kate Perry), Radioactive (Imagine Dragons) pero en plan rockero”, aclara Ana Rocío. “Y eso sorprende mucho a la gente cuando lo escucha”, añade Priscila.

Sobre el tipo de público que vibra con su propuesta, Marce mantiene una teoría: “Sin haber una diferencia exagerada, los extranjeros son más receptivos a escucharnos que los españoles. Son como más tolerantes a escuchar cosas nuevas. Hemos tocado mucho en hoteles cuando su mayoría de clientes eran turistas foráneos. Si eran nacionales ni nos llamaban. Nos ha pasado así, no porque queramos, sino porque ha coincidido que nos gusta este tipo de música y que se parece más a la que escuchan ellos”.

No es de extrañar que entre ceja y ceja tengan proyectar su carrera internacionalmente, como reconoce Ana Rocío: “Lo primero que pensamos fue: ‘tenemos que movernos fuera’. En España no creo que tengamos nuestro hueco. Creo que vamos a tener más hueco fuera que dentro. Pero claro, estamos aquí, tenemos que aprovechar que la gente de aquí nos conozca”. Y es que, a pesar de la necesaria exposición en la prensa local, también están en conversaciones con diferentes sitios en el extranjero. Incluso algún medio especializado de lengua inglesa ya se ha interesado por su obra.

Independientemente de que estos acercamientos fructifiquen, ellos prosiguen con su actividad. Ana Rocío es la compositora habitual, aunque admite que, a veces, necesita la ayuda de sus dos compañeros para terminar algunos cortes. Otras veces es Priscila la que inicia una idea y después todos finalizan la música. “Hay aportaciones de todos”, indica la vocalista que, a la hora de la creación, “mis influencias son de la música que escucho: Muse, Biffy Clyro, Nirvana, Placebo… Pero no sé, es que no pienso en algo concreto; me sale”. A lo que Priscila replica, “lo difícil es crear un estilo propio. Es muy bonito que te digan, joder es que he escuchado esta canción y sonáis a Muse. Vale. Me halaga por una parte, ¿no?. Porque, joder, Muse es Muse, ¿sabes? Pero por otra digo, vale, pero no quiero tampoco ser una copia de Muse. Entonces, una cosa son las influencias y después, lo más difícil, es intentar sacar tu propio estilo. Aunque yo creo que nuestro estilo ya lo tenemos más que definido”. “Lo que no puedo hacer es adaptarme a lo que escucha la mayoría de la gente para gustar a un público. Nosotros hacemos lo que sentimos y… ya encontraremos nuestro público. Si no está aquí, estará en otra parte, lo vamos buscando poco a poco. Es que yo no puedo hacer algo en plan, por ejemplo, Extremoduro, porque a la gente le guste”.

Perfect nature, un gran paso para la conquista

Inevitablemente, la conversación se va orientando hacia los detalles que conforman su LP Perfect nature, uno de los motivos primordiales de este encuentro que, además, tiene una espléndida portada diseñada por el artista malagueño Daniel Díaz Godoy. Un trabajo compuesto por 12 temas -de los cuales, dos son instrumentales-, autoeditado y grabado en su propio local de ensayo, de forma artesanal, mezclado y masterizado por ellos mismos, que arroja un magnífico resultado a pesar de que el power trío no contaba con conocimientos previos en estas labores. “Suena mucho mejor de lo que yo esperaba”, dice sonriendo la bajista. “El próximo sonará mejor porque ya hemos grabado nuevos temas en estudio”.

Break the Senses resultaron ganadores del segundo premio del concurso MálagaCrea Rock de 2015 y el dinero obtenido lo invirtieron en el disco. Igualmente, el galardón ofrecía la oportunidad de registrar tres nuevos temas que se incluirán en un futuro álbum de la banda. Asimismo, han sido vencedores de un premio en Huelva, el HoleaStar, que consiste en la grabación de cinco canciones en el estudio La Mina de Raúl Pérez en Sevilla. “Así que, tendremos completo un segundo disco que nos ha salido gratis por nuestros propios méritos”, puntualiza orgullosa Priscila.

Un Perfect nature cuyos cortes son muy distintos entre sí, según nos cuenta Ana Rocío. “Te encuentras con Wherever you go, por ejemplo, que es bastante más tranquilo que otros como Eternal life. En cuanto a la temática de los mismos, “puedo estar hablando de amor, de superaciones personales, injusticias, miedo, conspiraciones… muchas cosas”. “Nos interesa mucho el tema político, la situación social. Aunque no directamente; utilizamos muchas metáforas. También es verdad que las letras pueden tener diferentes interpretaciones según el oyente”, manifiesta Priscila.

En su página web se puede consultar su apretada agenda de conciertos. Una gira de presentación del álbum que, sin embargo, no está exenta de dificultad en cuanto a cerrar actuaciones se refiere. No son pocas las negativas que reciben de los locales ante su deseo de tocar, por no hablar de los altos alquileres a los que tienen que hacer frente en algunas salas o las que únicamente prefieren que se presenten con versiones. Eso sí, “una vez que nos dan la oportunidad de tocar, repetimos o vamos a repetir seguro. Estamos teniendo suerte en este sentido”, dice Marce con rotundidad. Los cuatro coincidimos en que la vía esencial de supervivencia para el músico hoy en día es el directo, tal y como están las ventas de discos. Y en un lugar privilegiado en este aspecto están los festivales. Aunque han participado varias veces en el que se organiza en su tierra, el Weekend Beach Festival de Torre del Mar, del que llegaron a ganar el II concurso de bandas en 2015, no les resulta fácil entrar en cartel en los numerosos eventos de este tipo que se celebran por nuestra geografía. “Interesa más tocar en un festival que en una sala pero es que no hay manera”, se lamenta Priscila. “Siempre están los mismos grupos. Habré escrito a 300 pero no responden”. […] “En una sala te pueden ver 50 personas y en un festival, si acuden grupos importantes, de la gente que compra la entrada pueden verte 300 o 500, depende del festival que sea. Pero claro, necesitas un padrino detrás. El problema es cómo encontrarlo si no tienes la oportunidad de tocar”, matiza Priscila.

Era recurrente hablar de las redes sociales cuando éstas se han convertido en un vehículo imprescindible para la promoción de artistas. “No le damos importancia al número de seguidores, eso se la da la gente del mundillo. Eso sí, nos interesa que la gente nos haga caso en redes sociales porque las discográficas cotillean el Facebook”, sentencia irónica Priscila. “Intentamos darle al público fotos, noticias, vídeos de los viajes que hacemos… Una material que la gente agradece. Sí es verdad que, de tanto hacer ruido, cada vez aparecen más personas en los conciertos”. En esto coincide Ana Rocío: “Simplemente le damos importancia a que la gente se interese, aunque sea de manera online, en nosotros, en lo que estamos haciendo”.

Y lo que hacen es mucho más de lo que se ve sobre las tablas. “Te conviertes en un empresario porque haces de todo. A veces, dedicas más tiempo a enviar correos y a contactar con gente que a componer, a tocar, a disfrutar. Llega un momento en el que te desvías un poco del objetivo”, señala Priscila. Pero el futuro se avecina próspero a raíz de las palabras de Marce. “Sabemos que esto es un trabajo que conlleva mucho tiempo. No es llegar y besar el santo. Nos hace falta mucha experiencia y esto nos dará más contactos, vamos a tocar más, nos van a conocer más. En este sentido no tenemos ansiedad. Por mucho que las redes sociales vayan a una velocidad muy grande. Pero también es una carrera de obstáculos. Muchos grupos duran 6 meses, ¡eh!… Tenemos ilusión, podemos, seguimos y estamos viendo los resultados casi a diario. Hace poco ni nos imaginábamos tocar en Madrid o en Zamora, ganar el concurso del Weekend Beach, el segundo premio del MálagaCrea. Casi sin darnos cuenta vemos que hemos conseguido muchos pequeños logros”.

De esta forma, nos levantamos, abonamos las consumiciones y nos hacemos unas fotografías para la posteridad. Después enfilamos las mismas calles por las que habíamos venido. Mientras conversamos, ellos se irán deteniendo para dejar copias de su álbum en los contados establecimientos en los que todavía puedes hacerte con un CD físico.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.