La ciudad turca de Adana, protegida por misiles ‘Patriot’ españoles

0
3135

Adana. Tendremos que acostumbrarnos al nombre de esta ciudad del sur de Turquía. A poco más de cincuenta kilómetros de la costa mediterránea y a 120 de la frontera siria, es la quinta ciudad turca, con dos millones de habitantes. En los alrededores de esta ciudad es donde se va a desplegar la batería de misiles antimisil Patriot que España ha comprometido, en principio durante seis meses, para proteger la frontera turco-siria.

Lanzador doble en posición (Foto: L. Romero)
Lanzador doble en posición (Foto: L. Romero)

Turquía, socio de la OTAN, solicitó a finales de 2012 a la organización atlántica protección ante un posible ataque desde territorio sirio, después de que se produjeran varias violaciones de su espacio aéreo. Ese mismo año, un caza turco había sido derribado por misiles sirios cuando volaba a baja altura por la frontera entre ambos países, lo que provocó que el presidente sirio Bashar al-Asad tuviera que disculparse, alegando que confundieron al caza turco con una aeronave israelí.

Estados Unidos, Alemania y los Países Bajos fueron quienes respondieron afirmativamente en el seno de la Alianza, tras que los ministros de Asuntos Exteriores de la organización dieran el visto bueno a la operación el 4 de diciembre de 2012, tras las consultas planteadas por Turquía el 21 de noviembre, en virtud del artículo 4ºdel Tratado de Washington. Estos tres países desplegaron desde enero de 2013 seis baterías de misiles Patriot en la frontera entre Turquía y Siria. La batería que desplegará España, en enero de 2015, sustituirá a una de las desplegadas por los Países Bajos en esa misma zona, en las proximidades de la ciudad de Adana, que dista solamente 8 kilómetros de la base aérea de Incirlik, utilizada por la Fuerza Aérea de los Estados Unidos desde 1954. La historia de esta base turca corre paralela a la de las bases que los norteamericanos usan en España. Incirlik caerá dentro del paraguas de protección de la batería española. Dicha base será también el lugar de vida y descanso de los componentes del contingente español.

Los 'Patriot' pertenecen al RAAA 74 (Foto: L. Romero)
Los ‘Patriot’ pertenecen al RAAA 74 (Foto: L. Romero)

La operación de la OTAN para proteger la frontera este de Turquía lleva por nombre ‘Anatolia Protector’ e integra a las baterías desplegadas en esa zona fronteriza, todas del mismo tipo, bajo mando aliado. El control operacional del despliegue lo realiza una célula de control de misiles balísticos de la OTAN, ubicada en la base alemana de Rammstein. A la vez, las baterías desplegadas cuentan con información del espacio aéreo de la zona suministrada por el Centro de Operaciones Aéreas Combinadas (CAOC) de Torrejón (Madrid), que manda el general de división del Ejército del Aire español, Rubén Carlos García Servert.

La batería española que viajará a Turquía pertenece al Regimiento de Artillería Antiaérea (RAAA) número 74 y, más concretamente, al Grupo I/74 Hawk/Patriot que tiene su acuartelamiento en Campamento, término municipal de San Roque, en el Campo de Gibraltar. Se trata de la única batería Patriot con que cuenta el Ejército de Tierra español y que fue adquirida a Alemania en 2004. Dispone de ocho lanzadores cuádruples, de los que seis serán los desplegados en Adana, junto con su puesto de mando que incluye un radar AN/MPQ-53 y una Estación de Control de Empeños (ECS) AN/MSQ-104.

El comandante Jorge Manuel Cotorruelo Carrión será quien mande la unidad desplegada que totalizará unos 130 militares, procedentes la mayoría del Grupo de Campamento, pero que incluirá también personal destinado en el resto de unidades que completan el Regimiento. Aunque, en principio, la misión es para seis meses, no se descarta que el contingente sea relevado al cumplirse ese plazo por otro de la misma procedencia, prolongando así la estancia del material y la participación de España.

La misión, según explicó el comandante Cotorruelo, es la defensa antimisil de la ciudad de Adana, cercana a la frontera siria. Se trata de la primera vez que una unidad antiaérea española despliega fuera de las fronteras nacionales, en misión defensiva pero también disuasoria, en palabras del jefe del contingente, quien señaló que no consideraba este despliegue especialmente peligroso, aunque sí “muy demandante, dado que vamos a tener mucho trabajo, al estar operativos las 24 horas del día”.

Puesto de mando de la batería,desplegado (Foto: L. Romero)
Puesto de mando de batería, desplegado (Foto: L. Romero)

El sistema antimisil Patriot fue concebido inicialmente para la defensa antiaérea a media y alta cota, aunque en sus sucesivas modificaciones se convirtió en un sistema totalmente antimisil. Ha sido probado en el campo de batalla, dando protección tanto a Israel como a Arabia Saudí en la Guerra del Golfo. Su efectividad contra los misiles Scud, lanzados por Irak, varía sustancialmente según las fuentes que se consulten. Lo cierto es que su despliegue protegiendo Tel Aviv consiguió su objetivo al tranquilizar a la población israelí e impedir una escalada en el conflicto de consecuencias imprevisibles.

El radar con que va dotada la batería tiene un alcance de 170 kilómetros en su configuración 2+. Cada lanzador (M-901) monta cuatro misiles en su versión PAC 2, que es la que dota a la batería española. El misil (MIM-104) es efectivo hasta una distancia de unos 70 kilómetros y alcanza una cota de 24 kilómetros.

Los integrantes del contingente español llevan, desde que en septiembre se conoció la decisión del Gobierno, intensificando su adiestramiento tanto en su acuartelamiento como en el Campo de Tiro y Maniobras de ‘Médano del Loro’, en Huelva, para llegar a enero en óptimas condiciones y alcanzar el éxito en su misión durante el tiempo que deban estar desplegados en la zona más oriental del territorio aliado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.