Liberalización de horarios de comercios

0
1195

La aprobación del Real Decreto Ley de Liberalización y Uniformación de Horarios, aprobado por el Gobierno central, pretende lograr una unidad de mercado a nivel nacional de la apertura y cierre de los comercios. Algunas comunidades autónomas se han opuesto a este Real Decreto, tanto por el fondo como por las formas, al afectar a sus competencias regionales.

Sin entrar en competencias legislativas, hay diversidad de opiniones sobre los beneficios y los perjuicios que genera esta Ley, así como en la liberalización de los horarios comerciales, tanto en los distintos partidos políticos como en los comerciantes.

Entre los políticos, los detractores argumentan que la liberalización provoca más perjuicios que beneficios, ya que es una ruina para casi la mayoría de los pequeños comercios. Los que están a favor, justifican que los  tiempos cambian, la sociedad evoluciona y que Europa apoya que los comerciantes puedan abrir sus negocios cuando lo consideren oportuno.

Hay un margen mayor del que existe para la liberalización, pero hay que hacerlo con cuidado para no castigar al pequeño comercio.

Entre los comerciantes, las grandes superficies comerciales y las franquicias lo defienden, porque aumenta el consumo, mientras que los pequeños comerciantes suelen estar en contra, porque no les supone más ingresos y dificulta su competitividad, sobre todo entre el pequeño comercio urbano y familiar.

IMG_20140821_153400

Los horarios comerciales en Andalucía se basan en dos regímenes, el Régimen general de horarios y el Régimen de libertad horaria. La primera permite abrir 90 horas a la semana y 10 festivos y domingos al año. Para la segunda categoría, pueden optar a ella los establecimientos recogidos en la Ley de Comercio Interior de Andalucía, disponiendo así de plena libertad horaria.

También existen ciudades declaradas oficialmente como “Municipios de gran afluencia turística”, que cuentan con libertad horaria en verano y Semana Santa. Los ZGAT (Zona de Gran Afluencia Turística) son declarados por el Consejo Andaluz de Comercio. En Andalucía, ya hay más de 30 localidades reconocidas con esta categoría.

Entre los criterios que hay que cumplir para ser reconocido como ZGAT están la de presentar una concentración suficiente, cuantitativa o cualitativa, de plazas de alojamiento y establecimientos turísticos o un número de segundas residencias; ser declarado Patrimonio de la Humanidad o contener Bienes de Interés Cultural; limitar zonas fronterizas con otro Estado; albergar la celebración de un gran evento cultural o deportivo; encontrarse en la proximidad de áreas portuarias en las que operen cruceros, con más de 300.000 pasajeros recibidos; constituir un área cuyo principal atractivo sea el turismo de compras y otras circunstancias especiales, que se puedan justificar.

Esta libertad horaria potencia la actividad económica de los municipios y la generación de empleo, ya que favorecen a los turistas y a los residentes de los mismos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.