El cómic: una forma de expresión sin igual

0
2708

En el pasado mes de junio, tuve el placer de asistir a un curso que se ha organizado en la Universidad de Málaga con el nombre de I Curso de Especialización en Traducción de Cómic. Este curso me abrió los ojos y me permitió conocer mejor este tipo de obra de la que nunca he sido un gran lector. En este artículo me gustaría compartir las curiosidades y características desconocidas para mí (y seguro que para la mayor parte de los profanos) del cómic que se nos mostró y explicó durante dicho curso.

Portada del ensayo en forma de cómic de Scott McCloud
Portada del ensayo en forma de cómic de Scott McCloud

Para empezar, una de las primeras preguntas que se nos planteó fue: ¿qué es un cómic? Las distintas respuestas que surgieron al principio englobaban elementos como viñetas o series de imágenes en secuencia con texto. Sin embargo, una única viñeta no es un cómic; una serie de imágenes en secuencia tampoco, pues eso mismo lo podemos encontrar en un retablo de iglesia o, por citar una obra más conocida, en los frescos de la Capilla Sixtina; por último, hay cómics que no tienen texto y, por otro lado, cómics que no tienen imágenes y sólo están formados de texto. El elemento clave que distingue a un cómic es su carácter impreso y, por ello, la posibilidad de que su distribución sea masiva y llegue a un público muy extenso. Ante todo, cabe destacar que el cómic es una forma de expresión única, que puede reunir características y aspectos de otros medios de comunicación como el cine o la literatura, pero sigue siendo un medio único y original.

Los orígenes del cómic datan del siglo XIX, siendo considerado el padre de este tipo de obra el suizo Rodolphe Töpffer. También resulta decisiva en el devenir del cómic la influencia del caricaturista inglés del siglo XVIII William Hogarth y las posteriores revistas satíricas inglesas del siglo XIX como Punch. Se podría decir que este es el núcleo del que se origina el cómic moderno, en el  cual se pueden observar tres ramas estilístico-geográficas diferentes: el cómic estadounidense, el cómic franco-belga y el cómic japonés, cada uno de ellos con sus características particulares, pero todos provienen de un origen común y han ejercido influencias mutuas.

Hoy en día existe, dentro del cómic, una cierta diferenciación entre el cómic más tradicional, heredero del comic book estadounidense y lo que se denomina novela gráfica o cómic de autor. La principal divergencia entre ambos, aparte de divergir en aspectos estéticos o de formato, es la temática empleada, mucho más seria o dramática.

El Festival Internacional del Cómic de Angulema es uno de los más importantes a nivel europeo
El Festival Internacional del Cómic de Angulema es uno de los más importantes a nivel europeo

Dentro del ámbito traductológico, cabe destacar aspectos relevantes dentro del cómic como la necesidad de tener en cuenta la viñeta, las imágenes y la secuencia de la historia a la hora de traducir, amén de considerar otros elementos clave como el espacio y la oralidad. En cuanto a las onomatopeyas y símbolos similares, como las gestopeyas, no debemos olvidar su importancia y el hecho, a menudo desconocido, de que también debe traducirse.

Si consideramos el cómic en su faceta de producto editorial, debemos apuntar que este vive una época de auge. Cada vez se publica y se traduce más cómic en España, destacando en nuestro país editoriales especializadas como Sins Entido y Astiberri. Las principales ferias del cómic a nivel europeo son el Festival Internacional del Cómic de Angulema (Francia) y la Feria del Libro de Fráncfort del Meno (Alemania), aunque esta no está dedicada exclusivamente al cómic.

Como conclusión, el cómic es un mundo que goza de una gran diversidad y que, sin embargo, no es tan conocido para el gran público como muchos creemos o hemos creído. Sumergirse en él supone una auténtica experiencia que cualquier lector disfrutará enormemente y, además, una tentadora propuesta que, personalmente, aconsejo a los lectores que acepten de buen grado y conozcamos más de este tipo de obras.

Compartir
Artículo anteriorGowex, la estafa del WiFi ‘made in Spain’
Artículo siguienteMercadillos silenciosos
Traductor y revisor de inglés e italiano a español. Graduado en Traducción e Interpretación por la Universidad de Málaga y cursando actualmente el Máster en Traducción para el Mundo Editorial de esta misma universidad. Natural de San Fernando (Cádiz). Me interesan la política, la literatura, la historia y las lenguas. Sin embargo, en mis artículos me centraré en todo lo relacionado con la lengua española y la lingüística entre otros temas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.