Situación actual del patrocinio y mecenazgo en España

0
2089

DibujoCon el anuncio de la Junta de Andalucía de la futura ley de Medidas de Estímulo de la Actividad Cultural, se ha puesto sobre la mesa en los medios de comunicación, la falta de una  ley de Patrocinio y Mecenazgo estatal que se adapte a los tiempos actuales y a las circunstancias socioeconómicas de España, donde los recortes públicos han afectado a  casi todos los sectores, pero especialmente en la cultura.

La ley de ámbito nacional que está en vigor es del 2002. Permite desgravar hasta un 25% de IRPF, un 35% en el impuesto de sociedades de las empresas y bonificaciones en el impuesto de patrimonio, IBI, de construcción y sobre incrementos de terrenos urbanos, pero estamos muy lejos de los modelos europeos como Reino Unido y Francia, que se sitúan entre el 60% y 70%, y del estilo de EEUU, que se puede alcanzar hasta el 100% de desgravación.

Los objetivos que tiene la ley de mecenazgo y patrocinio son fomentar las iniciativas de mecenazgo y promover la participación de la sociedad civil en la defensa del patrimonio histórico, entendiendo el mecenazgo como la ayuda económica con carácter de interés general y sin contrapartida directa por parte del beneficiario.

Las actuaciones tienen que centrarse en la investigación, la protección, la conservación y restauración, la difusión y la formación.

Los problemas a los que se enfrenta el patrimonio actual son que tenemos una gran riqueza y complejidad a nivel nacional, la escasez de recursos dedicados a su conservación, poca aplicación de las nuevas tecnologías, falta de conciencia social, pérdida de oficios artesanales que conservan el patrimonio histórico, la ausencia de profesionales de alto nivel de cualificación y escasez de líneas de investigación y formación de bienes culturales.

En la Unión Europea, una de las líneas estratégicas del programa Horizonte 2020 son las industrias culturales, no siendo España competitiva a nivel europeo, tanto por el IVA cultural como por su legislación cultural en el patrocinio y mecenazgo.

El modelo que se ha planteado a nivel andaluz se basa en potenciar la cooperación público-privado, mejorar el aprovechamiento de los recursos públicos y la búsqueda de fórmulas de colaboración en la financiación del patrimonio histórico.

Las medidas que se proponen en el anteproyecto de ley son de carácter tributario, el impulso en la adquisición, recuperación, conservación y difusión del patrimonio histórico, una tasa de uso especial de las instituciones culturales para actos sociales de instituciones o particulares para financiar museos, bibliotecas y espacios culturales, facilitar la participación ciudadana, la creación del Consejo Andaluz de la Cultura, el Registro Andaluz de Colaboración Cultural y los premios a la colaboración privada en la cultura de Andalucía.

Las desgravaciones fiscales que se plantean son deducciones de la cuota íntegra autonómica para estimular la cultura y favorecer el mecenazgo. Destaca la desgravación del 15%, con un tope de 240 euros para la adquisición de bienes culturales (libros, obras de arte), y disfrute de servicios (entradas de teatro, cine, conciertos, exposiciones, etc.).

Es necesaria la puesta en marcha de todas estas medidas que favorezcan este sector, tanto en el ámbito regional como nacional, al ser una fuente de riqueza nacional, y generar  empleo estable y de calidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.