La sonrisa de Mona Lisa

0
2165

gioconda--644x362 copia

Saludos terrícolas, la ciclogénesis explosiva os ataca desde el cielo y remueve los mares como si fuera una bañera. Sin embargo, los nubarrones se ven en otros frentes y desde hace mucho tiempo. La tan esperada comparecencia de la infanta Cristina ante el juez por fin se ha celebrado.

El debate comenzó desde la raíz, desde la causa. ¿Por qué se debe imputar a un miembro de la Familia Real? A pesar de ser un ser humano, al igual que el resto de la población española, la infanta Cristina necesitaba un trato de favor, por aquello  de que procede de una estirpe de reyes franceses.

Por otro lado, era difícil que la corrupción, mancha que salpica a todo el mapa político español, no llegara a las manos de la monarquía. En este caso, la avalancha entró desde el matrimonio de los Duques de Palma. Iñaki Urdangarín, aquel deportista de élite que metiera la mano para encajar algún que otro gol, metió la mano donde no debió, es decir, maletines, cuentas y bolsas de dinero, que son personajes habituales de los telediarios.

En el otro lado del ring, su esposa, la infanta Cristina, se echaba las manos a la cabeza. ¿Cómo ha podido ser? No sabía nada de las actividades de su marido. Parece ser que la comunicación de pareja es una cuenta pendiente en el matrimonio.

Con este revuelo en la maleta y para huir de los paparazzis y de la opinión pública, la pareja decidió escapar a Suiza, país más que familiar para los duques. Sin embargo, la imputación se abrió paso entre los agentes encargados de su seguridad –pagados previamente por los españoles-. El 8 de febrero era la fecha para sentar a Cristina de Borbón y Grecia ante el juez.

¿Cómo debía llegar la infanta al juzgado? Unos defendían que hiciera el “paseíllo” tal y como lo hacen el resto de imputados; otros, que lo hiciera en una carroza tirada por corceles blancos y que la llevara hasta la butaca, para evitar posibles insultos y la cara de amargura de la susodicha. Dudo que fuera por motivos de seguridad, sobre todo cuando la inseguridad se daría dentro de la sala del magistrado.

Después de una efímera carrera, la infanta Cristina se sentó en el banquillo de los acusados y comenzó la maratón de preguntas para esclarecer todo lo ocurrido en el Instituto Nóos y en Aizoon, empresa de la que su marido es propietario en un 50%. Durante las cinco horas de interrogatorio –con una entrevista de 400 preguntas-, Cristina se arrancó por Shakira y afirmó que era torpe, ciega y sordomuda; aliñando sus respuesta con amor desmesurado hacia el padre de sus hijos, que le entregaba contratos que debía firmar sumisamente.

Recordemos que desde la Zarzuela, Urdangarín roza la nostalgia y desconocimiento. A base de negaciones, el antiguo deportista pasará a ser un personaje anónimo que pasaba por allí y que se casó con su inocente hija que no sabía nada de cuentas ni dinero, por lo que su papel en la Fundación La Caixa rozaba el postureo monárquico. O eso dejaron ver entre las líneas. Otro producto del enchufismo español.

Lejos de lo que se dijera en el juicio, si es que la imputada dijo algo, los medios recogieron su salida del juzgado.  Desde La Mona Lisa, pocas sonrisas han guardado tantos secretos. Los antimonárquicos vieron en esta mueca una burla hacia el pueblo; los monárquicos, una demostración de confianza en su buen hacer como infanta. Cada uno que escoja la versión que quiera. Cuando los fantasmas de las corinnas y los elefantes cazados parecían personajes del cuento navideño de Charles Dickens, el huracán vuelve a llamar a la puerta del palacio.

Quien esté esperando una gran declaración dentro del juicio, que lo haga sentado. Las mejores informaciones vendrán desde fuera. Un abrazo marciano y hasta la semana que viene.

Compartir
Artículo anteriorLeer el Arte: Hera
Artículo siguienteLagar Town – Mi película
Cordobés a mucha honra, Paco Garrido se licenció en 2010 en Comunicación Audiovisual en Málaga. Desde entonces ha trabajado para distintos medios locales como Diario Córdoba o El Día de Córdoba, con el que continúa colaborando. Además, también desarrolla su actividad en el ámbito digital, como es el caso de la revista para IPad, Actualidad7, o el canal del Youtube de Objetivo:Cine.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.