Escribir el plan de empresa

0
2266

plandeempresaCuando emprendes y quieres montar tu empresa, siempre te solicitan hacer el plan de empresa. Los emprendedores, desean empezar a poner en marcha su negocio, teniendo claramente su proyecto empresarial y sus cuentas en la cabeza. Escribir el plan de empresa supone un retraso en las ganas de emprender.

Cuando escribes tus pensamientos, reflexionas, innovas y analizas los puntos que no están bien descritos.

Antes de hacer un plan de empresa, hay que plantearse qué quiere uno hacer con su vida. Por eso, la primera reflexión que debe hacerse un emprendedor es cómo se imagina su vida en los 5 próximos años. Una vez que se quiere emprender, para lograr el éxito, hay que esforzarse y estar dispuesto a trabajar 24 horas en el proyecto empresarial. No se puede emprender a media jornada y no se debe hacer en trabajos que no te gustan.

Ya estás preparado para realizar tu plan de empresa, y el futuro está en tus manos. Pero, ¿para qué nos sirve realizarlo?. Es nuestra guía a medio plazo, y un plan detallado de lo que hacer durante un año, así como la cuantificación económica de las actuaciones planificadas. Es nuestra carta de presentación para los clientes, los proveedores, los colaboradores, competidores, y las entidades financieras.

Los puntos que debe tener un plan de viabilidad son:

  • La misión, visión y valores de la idea de negocio.
  • La experiencia laboral y formación de los emprendedores, así como los motivos por lo que se emprende.
  • El producto o servicio que se quiere realizar, y sobre todo, en que nos diferenciamos de nuestros competidores, y donde reside nuestra innovación.
  • Una vez que tenemos claros que hacemos, tenemos que estudiar el mercado. En este punto, es donde suelen fallar los emprendedores. Tenemos que saber quiénes son nuestros clientes, nuestros competidores y cuál es nuestro mercado.
  • Realizar el plan de marketing y el de comunicación. Tenemos que planificar nuestra relación con nuestro entorno y satisfacer las necesidades de los clientes.
  • Determinar el precio de los servicios y los productos, así como la política de cobros. Este punto es difícil para los emprendedores.
  • Definir la organización de la empresa y las tareas de cada puesto de trabajo, así como la estructura de costes, fija o variable.
  • Después de haber pensado y repensado todos los puntos anteriores, las decisiones las llevamos al plan económico financiero. Cuando se analizan los números, hay que replantearse las estrategias y la capacidad financiera que se dispone para realizar las inversiones iniciales y la tesorería.
  • Estudiar la normativa que regula nuestra actividad.
  • Obtener las conclusiones más importantes y positivas del plan de empresa.

A partir de aquí se estudia la forma jurídica óptima para el negocio, así como las ayudas e incentivos que se pueden solicitar.

Un plan de empresa es un ente vivo, que va cambiando y se va adaptando, que hay que leerlo cada cierto tiempo, para comprobar las desviaciones y recordar el motiva del emprendimiento.

Un plan de empresa es una guía que ayuda a prevenir errores, fallos e imprevistos, así como establecer planes de contingencia. Planifica, actúa, mide, analiza y estudia para volver a tomar decisiones con los datos tomados y planificados

Si este año entre tus deseos de fin de año ha sido la de emprender, hazlo con la razón y con tú corazón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.