El bombo

0
1497

20121222634917660903829476w

Saludos, terrícolas. Bola tras bola y número tras número, los sueños de la mayoría de los españoles se desvanecían. Como si ese boleto que tenían en sus manos fuera el penúltimo intento de alivio a una situación sin frenos. El Gordo acababa y volvía el “lo importante es la salud”.  Si es que no te la privatizan en mitad de la expresión, claro.

Sin embargo, alejados de esta lotería anual, sigo con los juegos. Los juegos del hambre que están practicando el sector energético español. Durante la subasta, se llegó al resultado que dio un infarto a más de uno. La factura de la luz se incrementaría en un 11%. Mientras unos se echaban las manos a la cabeza, otros se las frotaban. El Ministerio de Industria declaró que este aumento del precio no llegaría a las familias y que lucharía para que bajara todo lo posible. Por otro lado, esta cartera denunció que podría existir un oligopolio en el ramo. Diantres, seguro que nadie se olía la tostada.

Por cierto, ese mismo Gobierno que pretende luchar contra esta ascensión del coste de la electricidad, es el mismo que votó en contra de asegurar la energía en invierno a las familias que no pueden pagar estos recibos. La doble cara de la moneda. Por cierto, la oposición que propuso esta medida la pudo haber presentado durante sus legislaturas, aunque de ser así, se podrían haber aprobado y podían haber perdido a algunos consejeros de ciertas firmas.

Si es que donde las dan, las toman. Eso debió pensar el lector que día tras día se fijaba en las portadas de los periódicos. Los registros en las sedes de UGT se tapaban con los registros en la central del PP, o al revés, dependiendo de la cabecera que se tuviera entre las manos. Los sobresueldos y las mariscadas pasaban de página a página colmando la paciencia del público fiel, que ya ni puede evadirse de la corrupción echándole un vistazo a los deportes.

Lejos de robos con cada una de las letras, cuyos autores deberían recorrer el camino de Papá Noel en sentido contrario, ahora toca esperar el nuevo discurso del Rey Juan Carlos I. Cada año se toma la preparación de su texto como el juego Tabú, ya que no puede tocar ciertos temas espinosos. Ya no puede hablar de hijos, yernos ni elefantes. Si a eso le sumamos su falta de dicción, se convierte en una psicofonía a analizar o a tener de fondo. Todo depende de la importancia de lo que esté contando tu cuñado.

Mientras tanto, recordemos que el turrón, terroristas, violadores y demás asesinos vuelven a casa por Navidad. Por causas del destino y del cambio de normativa, estos desechos de la humanidad han cumplido su condena, si es que algún momento la balanza se equilibró. La Justicia también tocó uno de los temas espinosos de su programa, el aborto. Con los nuevos cambios, se vuelven a limitar los criterios que para que se interrumpa el embarazo. Como es el caso de que el bebé venga con algún tipo de malformación, un apoyo a estas personas que se ve contrarrestado con la disminución de ayudas de dependencia. Un tema que escama, en el que hay que alejar convicciones religiosas y siempre debe existir esa opción. Para educar a los hijos en credos y rezos, ya están los padres. Las leyes deben ofrecer libertad a la totalidad del pueblo y que después, cada uno se agarre a la creencia que quiera.

Para poner la guinda a este artículo, quiero alejarme a la trastienda. Sacudirme toda mi ironía y desead a todos mis españoles, unas felices fiestas, en compañía de los que más queráis, hay calores que no vienen en la factura de la luz. Un abrazo marciano y hasta la semana que viene.

  • Etiquetas
  • _
Compartir
Artículo anteriorLeer el Arte: Amapolas en Argenteuil
Artículo siguienteUna nueva oportunidad
Cordobés a mucha honra, Paco Garrido se licenció en 2010 en Comunicación Audiovisual en Málaga. Desde entonces ha trabajado para distintos medios locales como Diario Córdoba o El Día de Córdoba, con el que continúa colaborando. Además, también desarrolla su actividad en el ámbito digital, como es el caso de la revista para IPad, Actualidad7, o el canal del Youtube de Objetivo:Cine.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.