Almas grises de Philippe Claudel

3
2823

 

Confieso que, de vez en cuando, me gusta acercarme a la librería que frecuento simplemente para pasear entre los estantes a rebosarAlmas grises de libros pero sin una “lista de la compra” en el bolsillo. Sin embargo, no llevar la famosa lista no me hace estar exenta de caer en las redes de la pasión lectora y volver a casa haciendo honor a mi nombre blogueril: cargada con libros. En aquel momento, el libro que se vino conmigo fue La nieta del señor Linh de Philippe Claudel y tanto me gustó que no he dudado en volver a leer al autor. Esta vez ha sido el turno de Almas grises, novela ganadora del Premio Renaudot en 2003.

Estamos en el año 1917 y la Primera Guerra Mundial asola el continente europeo. La contienda está dando sus últimos coletazos cuando en P., un pequeño pueblo francés, aparece el cadáver de una niña de unos diez años flotando en el río. La pequeña, de nombre Belle, era conocida en el pueblo y nadie se explica el origen ni las razones de su inesperada muerte. En primera persona conoceremos la historia de este pueblo y de sus habitantes más ilustres. El narrador de todo ello será el policía que se encargó, veinte años atrás, de llevar a cabo dicha investigación y del cual conoceremos una historia, más truculenta si cabe, que el propio crimen de Belle.

 

Antes de nada, lo primero que me gustaría destacar es que me ha resultado bastante chocante encontrar en las librerías este libro catalogado como novela negra. Cierto que trata sobre un crimen y alrededor de ello gira toda la trama pero siento que calificarlo así sería simplificar, y mucho, lo que este libro tiene que contarnos. Y esto os lo dice una amante, en mayúsculas, del género negro pero, sinceramente, no creo que Almas Grises de Philippe Claudel pertenezca a esa categoría.

En cualquier caso, nada más abrir el libro somos conscientes de que no estamos ante un libro más. Al revés. Como ya hizo con La nieta del señor Linh, el autor crea un libro difícilmente olvidable y se basa en unos personajes atormentados rodeados de una atmósfera gris. El primero de los personajes que hay que destacar es el propio narrador y este no es otro que un joven policía de la localidad que ayuda a investigar la muerte de Belle. Mezclando el pasado y con el presente literario nos adentramos en las calles del pueblo y entramos en la casa, o más bien en el Palacio, del fiscal Destinat, el otro gran protagonista.

Por otro lado, este libro no se caracteriza por seguir una narración lineal pero, ni tan siquiera, sigue un relato que mezcla pasado con presente. Estamos ante una novela donde los hechos y los personajes son lo importante y, a partir de ahí, va a ser el propio lector quien va a tener que ir construyendo su propio escenario. La magia de la imaginación está muy presente en esta pequeña obra.

Así pues, deleitándonos con personajes bien creados con una prosa magnífica imaginables, Philippe Claudel nos envuelve con su estilo cuidado e inconfundible para hacernos entrar en un relato duro y complicado en el que los personajes arrastran grandes cargas emocionales que les hacen ser grises. Son almas que no tienen consuelo, almas tristes, rotas y grises. Almas a las que les atormentan la guerra y las injusticias y que intentan salir adelante mientras el olor a pólvora de una batalla cercana se mezcla con la blanca nieve que cae copiosamente.

No estoy segura de haber sabido crear el gusanillo de querer leer este libro pero, tanto si os apetece leerlo como si no, tened un hueco siempre para Philippe Claudel en vuestras abultadas listas de libros pendientes. Y, otro consejo, no os fiéis mucho de las “etiquetas” de los libros, esta no es una novela negra tan solo gris.

 

¿Habéis leído este libro? ¿Y al autor?

 

Editor: Salamandra

Fecha de publicación: 2005

Colección: Novela Narrativa Extranjera

Nº de páginas: 222 págs.

ISBN: 9788478889327

Precio: 15,50€

 

3 Comentarios

  1. Me gustó mucho. Claudel tiene una manera especial de ver el mundo, y transmitirlo a los demás.

    Me gustó más La nieta del señor Linh, pero Almas grises también merece la pena.

    Un beso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.