Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea de Annabel Pitcher

0
1281

Hoy os quiero recomendar un libro que seguro que, si os gusta leer o seguís un poco la actualidad literaria, os sonará de verlo en las librerías e incluso puede que ya hayáis leído. Me fascinan las historias cuyos narradores son niños ya que pienso que eso le da a la trama un magnetismo y un halo de inocencia que aprecio mucho y que considero difícil de conseguir. Un gran ejemplo de esto que cuento es el aclamado best-seller, y posterior película, El niño con el pijama de rayas. Una historia que cautivó a millones de lectores en todo el mundo y que tiene su punto fuerte en su narrador, el pequeño Bruno. Pero, volviendo a la actualidad, Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea de Annabel Pitcher es la visión de un niño de diez años sobre la muerte de su hermana y el posterior desmoronamiento de su familia.

 

Apenas unos días antes de su décimo cumpleaños, Jamie se va a vivir al norte de Londres con su padre, su hermana adolescente, Jasmine, y su gato Roger. Esta mudanza tiene como objetivo intentar que la familia comience desde cero aunque ya han pasado más de cinco años desde que la tragedia se cebara con ellos. Londres, verano de 2005: atentado terrorista perpetrado por islamistas; Rose, la gemela de Jasmine, muere. Ni su padre, ni su madre han conseguido superar el dolor de aquella pérdida, no han sido capaces de deshacerse de sus cenizas, que descansan sobre la chimenea, y todo ello ha terminado con su matrimonio. La madre de Jamie y Jas les ha abandonado y el padre ha caído en la bebida y apenas se ocupa de ellos.

Sin embargo, el pequeño Jamie no entiende la situación actual en la que se ve envuelta su familia. No comprende por qué su padre y su madre no pueden vivir juntos, no sabe por qué su padre es incapaz de asimilar que Rose está muerta y tampoco comprende por qué su progenitor tiene ese odio tan aferrado hacia los musulmanes. Así pues, la visión del pequeño sobre estos temas es más que sorprendente y, muchas veces, más madura que la de su propio padre. Por ejemplo, Jamie no llora por su hermana desaparecida. El pequeño es sincero a ese respecto y reconoce que apenas se acuerda de ella y que no entiende por qué tiene que fingir estar triste por algo cuando realmente no lo está. Además, en su nueva escuela, el joven hace amistad con una musulmana y, desde la inocencia de los niños, descubrirá que ni su amiga es terrorista, ni su familia tiene un arsenal de bombas en su casa, tal y como le hace creer su padre.

Con un estilo sencillo, ágil y dinámico, aunque carente de muchos diálogos, la autora es capaz de transmitir numerosas sensaciones que van desde la impotencia hasta la inocencia o delicadeza. Mi hermana vive sobre la repisa de la chimenea creo que es un alegato hacia esa visión infantil de la vida, de ser capaces percibir las sensaciones de forma pura y directa y, para ello, no hay mejor manera que a través de la cándida mirada de un niño.

Annabel Pitcher ha logrado con su primera novela dar otra visión sobre un hecho terrible y real y como éste puede afectar a los más pequeños. Con la dulzura propia de un niño pero sin perder de vista el dolor que produce la pérdida de un ser querido, la escritora se ha estrenado en la literatura con un libro que merece mucho la pena.

Editor: Siruela

Fecha de publicación: 2011

Colección: Siruela editorial

Nº de páginas: 236 págs.

ISBN: 9788498415445

Precio: 16,95 €

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.