Tiflotecnología, una especialidad desconocida

0
969

Seguramente sea una de las primeras veces que han oído hablar de esta palabreja, tiflotecnología, aunque puedan intuir por su formación, (tiflo, prefijo de origen griego que significa ciego), que es algo relacionado con los discapacitados visuales y es así, la tiflotecnología  es el acceso, formación y manejo de las nuevas tecnologías adaptadas a personas con deficiencias visuales.

La llegada en los últimos años de las nuevas tecnologías a las casas no ha sido ajena a las personas con discapacidad visual, por el contrario, ha supuesto un salto cuantitativo y cualitativo de gran importancia para su autonomía siempre y cuando se adapten y se pague por ello.  Ordenadores, Internet, correo electrónico o teléfonos móviles son accesorios que se utilizan diariamente como extensión casi del cuerpo y que no están al alcance de todas las personas. Para conocer mejor esta especialidad hemos hablado con Manuela Morales, instructora de Tiflotecnología y Braille en la Organización Nacional de Ciegos (ONCE) de Málaga, donde cada día ayuda a sus alumnos a estrechar la brecha digital que hace pocos años parecía insalvable.

Pregunta. ¿En qué consiste exactamente su trabajo?

Respuesta. Enseño a los discapacitados visuales de la ONCE a manejar los programas que están adaptados a ellos, los oriento e informo de todo el abanico de posibilidades que van emergiendo para facilitarles la educación, el ocio y el trabajo. Dentro de esto enseño a manejar programas de ordenador como el JAWS, programas para móviles, enseño Braille y a trabajar con todos los aparatos electrónicos disponibles en nuestra sede tanto a estudiantes, a trabajadores y a jubilados que se apuntan.

P. ¿Cuál es la principal barrera con la que se encuentran los discapacitados visuales a la hora de utilizar un ordenador?

 R. Si están adaptados con los programas adecuados, pues las dificultades son las mismas que las personas que pueden ver, tienen que aprender a utilizar el sistema operativo a través de la voz sintética, tienen que aprender a entender esa voz si es que es la primera vez que la utilizan y poco más. El problema principal lo encuentran cuando navegan por la Internet puesto que la voz sintética no puede leer el contenido de muchas webs  porque no están adaptadas para ello.

P. ¿Y cómo se puede solucionar eso?

R. Pues adaptar la web poniendo etiquetas a todos los enlaces, haciendo otro diseño, simplemente cambiando colores, tamaños… Hay una página webwww.tawdisc.net donde se puede meter el enlace y te hace un estudio de los cambios que se deberían hacer para que fueran accesibles a estos discapacitados.

P. ¿Qué mejoraría de las nuevas tecnologías adaptadas?

R. Por supuesto el precio, aunque la ONCE facilita todo tipo de material a sus afiliados, a los estudiantes universitarios y a los trabajadores siempre que demuestren que lo necesitan para desempeñar su labor, aunque luego lo tienen que devolver. Es necesario hacer que se pueda utilizar los medios tecnológicos por encima de cualquier interés comercial.

P. ¿En qué cree que beneficia las nuevas tecnologías a estas personas?

 R. Las nuevas tecnologías son una constante fuente de soluciones para las personas con ceguera y deficiencias. Y para ellos no es solo tecnología sino autonomía personal completa.

P. ¿Y en qué los perjudica?

 R. Tenemos que pensar que no toda la tecnología la pueden utilizar, se quedan desfasados y no pueden por ejemplo, utilizar una tecnología táctil o digital y hoy en día es muy difícil que se fabrique un producto sin estas características.

Normalmente se tiene una idea equivocada de las aptitudes del ciego, de sus limitaciones y posibilidades. La sociedad en ocasiones, no se encuentra preparada para entender la realidad en la que viven uno de cada 670 españoles, hoy día siguen estando al amparo de la “caridad de Dios”, como explica la tiflotécnica. “No es sencillo de explicar, hay que convivir con alguno de estos discapacitados para darse cuenta de lo que realmente sienten y viven a diarios. Son personas con un gran afán de superación”

Las nuevas tecnologías tiflotécnicas aportan a sus usuarios una gran autonomía personal, lo que se traduce en mejores y mayores opciones culturales, educativas, laborales y recreativas.

Desde la ONCE se proporciona a los afiliados una orientación y asesoramiento acerca de las ayudas y dispositivos técnicos adaptados que mejor se acomoden a la condición visual, intereses y necesidades de cada persona. Además, se le aporta una enseñanza alternativa a aquellas personas que lo requieren por razones educativas, laborales e incluso de ocio.  Y es el Centro de Investigación, Desarrollo y Aplicación Tiflotécnica (CIDAT) la que se encarga de gestionar y administrar tales dispositivos y ayudas a la extensa red territorial de centro de la ONCE en España. Por otra parte, como los aparatos accesibles son muy caros y no todas las personas se los pueden permitir, la ONCE facilita a aquellos que lo necesiten, el material correspondiente para que su discapacidad no sea un impedimento a la hora de realizar un trabajo o a la hora de poder estudiar aunque, una vez finalizado sus estudios o su trabajo han de ser devueltos a la sede para que los puedan utilizar otros usuarios.

La formación y la instrucción en esta tecnología siempre son personalizadas y proporcionada por profesionales especializados, instructores tiflotécnicos, como Manuela,  que en todo momento actualizan los conocimientos a los usuarios en función de los nuevos programas que van saliendo al mercado. Sin embargo, a pesar de todo el esfuerzo que realizan los componentes de la ONCE, siguen saliendo al mercado una cantidad de productos sin adaptar, en los que hay que invertir tiempo y dinero en hacer accesible a las personas discapacitadas mientras que podían salir de la fábrica con la adaptación correspondiente. “Sin ir más allá”, explica Manuela, “todos los electrodomésticos son inaccesibles y más ahora que salen con pantallas táctiles y digitales”.  Un ejemplo de esto es la llegada de la TDT que ha sido solo un motivo más de segregación a las personas invidentes ya que no hay manera de adaptarlas para que, por ejemplo, se pueda seguir una película sin ningún  problema. La única forma de poder ver la televisión con explicaciones y narraciones añadidas es verla por Internet con JAWS y siempre estar a la espera de que las páginas por las que se navega estén debidamente adaptadas.

Gracias a las nuevas tecnologías muchas personas han podido desarrollarse, aprender y hacerse la vida un poco más fácil pero en ocasiones, éstas no han hecho sino agrandar la desigualdad social en la que se encuentran las personas con discapacidad visual, ya que tienen que pagar mucho más por navegar por la red, por mandar un correo electrónico o por leer el periódico en línea.

La sociedad no es consciente de estos problemas que pasan desapercibidos día a día ante nuestros ojos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.