Los récords que no batirá James Cameron

0
989

Una de las noticias curiosas de estos días ha sido el descenso del director de cine James Cameron hasta los 11.000 metros de profundidad bajo el nivel del mar. Aunque no han faltado los chistes del tipo “James Cameron toca fondo” y es difícil decidir si estamos ante una hazaña científica o el capricho de un niño rico, no deja de ser un hito en la exploración submarina: es el primer descenso en solitario hasta el fondo de la Fosa de las Marianas, y solo cuenta con un precedente, cuando, en enero de 1960, Jacques Piccard y Don Walsh descendieron con el batíscafo Trieste.

Lo que ya no tiene tan fácil James Cameron es igualar la curiosa trayectoria de los Piccard, porque Jacques fue hijo, sobrino y padre de otros ilustres recordmen, y de hecho esta familia suiza se las arregló para dominar durante muchos años las marcas mundiales de profundidad… y de altitud.

La cosa empezó a principios de los años treinta, cuando Auguste Piccard estableció sucesivamente dos récord mundiales de altitud, elevándose en globo primero a 15.971 metros y posteriormente a 16.200. Pero le duraron poco: tan solo dos años más el globo “Century of Progress” establecía una nueva marca con unos asombrosos 17.672 metros de altitud, bajo la dirección de… el hermano gemelo de Auguste, Jean Félix Piccard. A Jean le acompañó en ese vuelo su esposa, Jeanette.

Dicen las malas lenguas que fue el éxito de su hermano lo que llevó a Auguste a dedicar su atención a la dirección justamente opuesta: hacia abajo. Probablemente no sea cierto, pero en cualquier caso las técnicas que le permitieron crear la cápsula de supervivencia de su globo fueron las que le llevaron a inventar el batiscafo, un aparato destinado a sumergirse a gran profundidad. Y con ese invento batió un nuevo récord, esta vez de profundidad, descendiendo 3.150 metros en 1953. A partir de ahí todo fue, y perdonen que yo también haga un chiste, hacia abajo, obteniendo con sus batíscafos profundidades cada vez mayores hasta que su hijo Jacques, quien tomó su relevo tripulándolos, realizó en 1960 el famoso descenso hasta el fondo de la Fosa de las Marianas.

Pero la saga familiar no terminó ahí, y en 1999 Mar Bertrand Piccard, hijo de Jacques, volvió en cierto modo a los orígenes de todo al establecer un nuevo récord, convirtiéndose junto con Brian Jones en la primera persona que dio la vuelta al mundo en globo sin escalas.

Por supuesto, los medios con los que cuenta James Cameron no son los de 1960, y su aventura (aparte de ser eso, una aventura personal) permitirá obtener valiosos conocimientos de un medio tan extremo y que prácticamente permanece inexplorado. Al contrario que el Trieste, el sumergible empleado por Cameron, el Deepsea Challenger, cuenta con varias cámaras, equipos para toma de muestras y un sofisticado arsenal de sensores electrónicos con el que estudiar la biología y la geología del lugar más profundo de la corteza terrestre. Pero su inmersión difícilmente podrá superar la épica de los hermanos Piccard y de los descendientes de Auguste, que ya ocupan por derecho propio un lugar en la historia de la ciencia, la aerostación y la inmersión a gran profundidad.

Ah, y en el cine. Porque Cameron puede ser un director la mar de famoso y todo eso, pero aún no puede presumir de haber servido de inspiración para un legendario personaje de una no menos legendaria serie, como los hermanos Piccard y su alter ego televisivo y cinematográfico, el capitán Jean-Luc Piccard de Star Treck.

Imagen: El batíscafo Trieste (Wikipedia Commons)

Compartir
Artículo anteriorLagar Town – Cocina casera
Artículo siguienteMezquita de Córdoba
La idea de 'Ciencia de papel' es que la divulgación científica no debe limitarse a mostrar el grano: también hay que separarlo de la paja y denunciar esas creencias parásitas que intentan hacerse pasar por conocimientos científicos. Esperemos lograrlo con la ayuda de ustedes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.