Podemos ir de alquiler a Málaga

0
409

Partimos del hecho de que Málaga es una de las mejores ciudades del mundo donde vivir, tal y como destacan cada uno de los distintos indicadores y ránquines mundiales, como el Eurobarómetro de la Comisión Europea.

La contradicción es que, a día de hoy, Málaga es la tercera ciudad de España en cuanto a dificultad para encontrar un alquiler de larga duración, después de Madrid y Barcelona, por la escasez de oferta de vivienda de alquiler, debido a:

  • Con la crisis económica, empezó a cambiar la mentalidad de los ciudadanos por necesidad ante la imposibilidad de acceder a una hipoteca, aumentando la demanda de viviendas de alquiler.
  • El boom de arrendamientos turísticos, sobre todo en el centro histórico, donde hay una burbuja de viviendas turísticas, invitándose a los inquilinos a que dejen sus pisos por parte de los propietarios al ser más rentables económicamente el alquiler vacacional.
  • La construcción de inmuebles en el centro histórico, destinado exclusivamente al alquiler turístico de corta estancia.
  • Un stock de pisos insuficientes para el tamaño de ciudad de Málaga, que es la sexta ciudad de España y con un importante crecimiento.
  • Por el miedo y la inseguridad legal que percibe la persona propietaria de inmuebles vacíos para dedicarlo al alquiler de larga temporada y recuperar su vivienda en buenas condiciones en caso de impago.

Todo esto ha provocado:

  • Que se dispare la demanda, produciéndose un desequilibrio con la oferta de pisos en alquiler, que no duran más de una semana en el mercado.
  • Un aumento considerable de los precios de las viviendas de alquiler de un 30% en el último año y medio. A este dato hay que añadirle que los salarios están por debajo de la media nacional y se cuenta con una alta tasa de paro.
  • Que muchos funcionarios o técnicos a los que les ofrecen venir a trabajar a Málaga y al Parque Tecnológico de Andalucía tengan que rechazar esos traslados por la imposibilidad de encontrar vivienda.
  • Que personas divorciadas o separadas se tengan que volver a casa de sus padres por la imposibilidad de encontrar vivienda.
  • Que los jóvenes con trabajo no se puedan emancipar de casa de los padres.

Este problema se agrava en el centro histórico de Málaga y sus alrededores por el déficit de aparcamientos, el ruido, la limpieza, la falta de equipamientos sociales, deportivos y educativos, la seguridad, etc.

Málaga puede estar en camino de sustituir a Barcelona como ciudad de referencia del sur de Europa y del Mediterráneo pero debe aprender de los errores de la capital catalana.

Compartir
Artículo anteriorEl abismo digital
Artículo siguienteLa Orden de Isabel la Católica
Economista, especializado en el asesoramiento empresarial, dando soluciones a los proyectos e iniciativas creativas culturales. Apasionado del emprendimiento y de su trabajo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.