Reclaman un distintivo de trazabilidad para el tabaco de Gibraltar

0
408

En una jornada, organizada por la delegación de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) en el Campo de Gibraltar, se analizó el estado de la cuestión del contrabando de tabaco en esta comarca del sur de España, lindante con Gibraltar.

Coordinó la jornada el coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Algeciras, Jesús Núñez Calvo, interviniendo también el fiscal de la Audiencia Provincial, Gonzalo Fernández Jordá; el administrador de la Aduana de La Línea, Miguel Ángel Arrocha Ávila; Luis Rodríguez Cuberos, director de la Zona de Andalucía de Logista España y Nicolás Parra Colón, vicepresidente de la Asociación Provincial de Expendedores de Tabaco y Timbres de Cádiz. Completó el cuadro el teniente Pedro Aldavero Piñeiro, de la Jefatura Fiscal y de Fronteras de la Dirección General de la Guardia Civil.

Una demanda surgió en los debates e intervenciones: un distintivo de trazabilidad fácilmente legible que identifique claramente el tabaco que ha sido exportado primero a Gibraltar y que pueda ser reconocible cuando, después, vaya a ser vendido fuera de ese territorio, es decir, en España.

2013, año record en la Aduana con Gibraltar

En 2013 se batieron todos los récords de interceptación de tabaco en la Aduana de La Línea (1,10 millones de cajetillas), cifra ampliamente superada por los 2,5 millones de cajetillas intervenidas en el puerto de Algeciras en 2016, la mayoría en contenedores destinados a otros mercados y procedentes de lejanos territorios.

Los puertos, se dijo en la jornada, siguen siendo los lugares donde más aprehensiones de tabaco se producen aunque generan menos alarma social. Los de Barcelona, Valencia y Algeciras son los que se llevan la palma, todos a través de mercancías transportadas en contenedores. Bielorrusia, por su parte, es el país de origen de la mayoría del tabaco falsificado o de marcas blancas que entra en Europa. En España, el 10 por ciento del tabaco que se consume procede del contrabando.

Si el valor del tabaco supera los 15.000 euros, el contrabando es delito

El coronel Núñez afirmó que “el contrabando no es un problema solamente policial y añadió que Gibraltar está importando más cantidad de tabaco (dado que no es fabricante), lo que hace aumentar el contrabando. Reclamó la “leal colaboración de Gibraltar y de las tabaqueras” para poder afrontar con visos de solución este problema.

Coincidió el coronel Núñez en el análisis preocupante de la actual situación con el responsable del Ministerio de Hacienda en la Aduana de La Línea, Miguel Ángel Arrocha, quien afirmó que “estamos en un momento preocupante”, dado que la tendencia de Gibraltar es a importar más tabaco que al final acaba pasando de forma irregular a España. En 2013, cuando más tabaco se aprehendió en la frontera, Gibraltar importó 120 millones de cajetillas por vía terrestre. En 2014/2015 esa cantidad disminuyó, pero en el segundo semestre de 2016 de nuevo se produjo un alza de esas importaciones. “En lo que va de año (2017) ya llevan importadas 70 millones de cajetillas”, lo que trae consigo un repunte en el contrabando.

Arrocha explicó que se ha notado un incremento en las aprehensiones fuera del recinto aduanero, tanto de alijos por mar como en el perímetro de la verja, mediante lanzamientos o intrusiones en el vallado. La otra gran vía de introducción en territorio español de tabaco procedente de Gibraltar, explicó, es el abuso de la franquicia, que en la Aduana de La Línea está restringida a 4 cajetillas al mes para residentes en un radio de menos de 15 kilómetros o de 10 cajetillas al mes para quienes residan a una distancia mayor de 15 kilómetros.

El representante de la distribuidora de tabaco, Logista, señaló que en Andalucía la venta se ha reducido un 55 por ciento en los últimos 10 años, en la provincia de Cádiz un 60 por ciento y en el Campo de Gibraltar, un 80 por ciento.

El coronel Núñez señalaría más adelante que existe un sentimiento extendido de que el contrabando no es un delito y sí lo es (cuando el producto supera los 15.000 euros) y por eso considera que no es un asunto solamente policial, sino social. El propio jefe de la Comandancia de la GC señalaría que no es posible que sigan navegando lanchas sin folio (registro) o tripulantes al timón de las mismas sin la titulación necesaria, reclamando reformas legales que, dijo, están siendo estudiadas.

Compartir
Artículo anteriorParar el tiempo
Artículo siguienteLas herencias y las cuentas bancarias

Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense. Master en Paz, Seguridad y Defensa por el Instituto Universitario “General Gutiérrez Mellado”. Profesor Honorario de la Universidad de Cádiz. Miembro de ADESyD

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.