Las herencias y las cuentas bancarias

0
246

Cuando se produce el fallecimiento de una persona, el dinero de las cuentas bancarias pertenece a sus herederos y descendientes, siempre que sea el único titular. Si existe una persona autorizada, esta deja de serla desde el fallecimiento, mientras que si existe un cotitular vivo, el titular puede disponer de la mitad del importe disponible en cuenta, sin tributar a Hacienda.

A veces, sucede que los herederos desconocen las cuentas bancarias de las que es titular la persona fallecida. Aunque parezca increíble, a día de hoy, no existe un registro de cuentas bancarias en España.

Si tienes la condición de heredero y quieres saber las cuentas bancarias, las deudas o los seguros de la persona fallecida antes de aceptar o no la herencia, los pasos a seguir son:

  • Solicitar al Ministerio de Justicia el certificado de contratos de seguros de cobertura de fallecimiento.
  • Solicitar al Ministerio de Justicia el certificado de actas de últimas voluntades para conocer en qué notaría y fecha fue elaborado el último testamento.
  • Solicitar a la administración tributaria las últimas declaraciones de la renta para conocer las entidades financieras donde tenía la persona fallecida declaradas sus cuentas. Si tiene cuentas no declaradas a Hacienda, no aparecen (normalmente se declaran las cuentas relacionadas con préstamos hipotecarios, depósitos a largo plazo, etc.).
  • Ir, entidad por entidad financiera, solicitando información por si la persona fallecida disponía de alguna cuenta bancaria o crédito.
  • Solicitar al Banco de España el CIRBE, y solo te darán las deudas superiores a 9.000 euros. Si hay deudas por importe inferior, no aparecen.
  • Si la persona fallecida tuviera cuentas en el extranjero, no hay tampoco registro a nivel europeo de cuentas bancarias.
  • Realizar una averiguación patrimonial en el Registro de la Propiedad, en el Mercantil y en el de Bienes Muebles.

La documentación que te suelen solicitar para demostrar que eres heredero y facilitarte la información anterior son:

  • DNI de la persona fallecida.
  • El testamento, donde se indica que eres heredero.
  • El certificado de fallecimiento del Registro Civil.
  • El DNI del heredero.
  • El libro de familia.

Según el Banco de España, las entidades financieras están obligadas a dar certificado bancario del saldo al día del fallecido y extracto de la cuenta de, al menos, un año antes del fallecimiento. El problema es que algunas entidades financieras son muy reacias y ponen impedimentos, como obligarte ir a la sucursal donde están las cuentas bancarias, no darte información por no ser el beneficiario de un seguro, etc.

Todo esto se complica, además, si la persona fallecida es titular de una sociedad mercantil, pues tienes que obtener las escrituras originales, pedir los últimos impuestos de sociedades, las declaraciones trimestrales y anuales de IVA, etc. y todos los trámites anteriores.

Si eres heredero y, por algún motivo, no dispones de toda la información de la persona fallecida, tienes que realizar una labor de investigación, de superar trabas administrativas, de pérdidas de tiempo en solicitar y recabar información, falta de empatía…, que las administraciones públicas deberían solucionar, porque:

  • Vivimos en el mundo de las tecnologías y donde casi todo se puede hacer on-line.
  • Es una cuestión cotidiana que afecta a todas las personas, porque todos algún día moriremos y dejaremos herencia.
  • Para evitar fraudes fiscales, con el registro de cuentas bancarias, y los problemas en el reparto de herencias y colapsos en los tribunales de justicia.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.