No fumar en espacios públicos

0
909

Hace unos años, las personas fumaban a todas horas, en todas partes y en todos los lugares. Cuando en España se instaló, hace unos años, la prohibición de fumar en todos los locales públicos cerrados, la iniciativa no cayó bien entre los fumadores, que lo vieron como una medida persecutoria, que afectaba a sus derechos individuales básicos, que era inconstitucional y que iba a ser un declive para los bares y restaurantes.

Se produjo un debate entre los derechos que tienen los fumadores a fumar y de los no fumadores a no tener que respirar y convivir con el humo de las personas que consumen tabaco.

Pasado unos años de este cambio legislativo, la medida ha sido un éxito y respetada por todas las personas, fumadoras y no fumadoras, no afectando a la cuenta de resultado de los establecimientos hosteleros.

Distintos estudios han llegado a la conclusión de que fumar es una causa de muerte prematura y de enfermedades como el asma, tanto en fumadores activos como pasivos, siendo los grupos de gran riesgo los niños y las personas mayores.

Este es el motivo por lo que habría que eliminar el humo del tabaco en los espacios públicos exteriores. Fumar es la primera causa de muerte prevenible. Además, la prohibición de fumar en la calle, en las playas y montañas, etc. eliminaría la contaminación medioambiental que las colillas producen.

Todo esto sin contar el ahorro que en dinero supondría a la sanidad, ya que, según los científicos, entre gastos directos de hospitalización y tratamiento, y de los indirectos, pueden llegar al 26% del gasto sanitario en Europa. La contrapartida son los ingresos que suponen al estado español, los impuestos especiales y el IVA del tabaco, que superan los 9.000 millones de euros al año. Si se restan los ingresos a los gastos que genera el tabaco al estado español, se salda con una deuda que oscila entre 4.000 y 6.000 millones de euros al año.

Es necesario un cambio en la legislación española para que no se pudiera fumar en espacios públicos cerrados ni abiertos, ya que está limitada la libertad de las personas no fumadoras que, a día de hoy, tienen que soportar el humo de las personas fumadoras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.