Defraudado por el primer discurso del nuevo JEMAD

0
205

He de reconocer que esperaba otro discurso de uno de los generales de tres estrellas más jóvenes de nuestras fuerzas armadas y no digamos ya de un cuatro estrellas. A lo mejor no es tan raro, pero como me ha pillado desacostumbrado y desprevenido, pues por eso me ha sorprendido más.

Me refiero a las palabras pronunciadas por el general de Ejército Fernando Alejandre en su toma de posesión como nuevo y flamante Jefe del Estado Mayor de la Defensa. Para los no duchos, la cúpula de la estructura operativa de nuestras Fuerzas Armadas con categoría de secretario de Estado y principal asesor militar del presidente del Gobierno.

También ha podido tener que ver en mi sorpresa lo malacostumbrados que nos tenía el almirante general Fernando García Sánchez, su antecesor en el cargo, que por si algo se ha distinguido en sus cinco años al frente del EMAD ha sido por su discreción y por su perfil bajo, sin que eso haya impedido que durante su mandato hayan llevado a cabo las Fuerzas Armadas españoles sus mayores despliegues en el extranjero de toda su historia.

¿Y los retos operativos?

El general Alejandre, para mi sorpresa, se descolgó con una arenga el día de su toma de posesión de las que, sin dudar ni por un momento que sean necesarias en otros lugares y circunstancias, no pegaban para nada en ese acto. Máxime si iban a ser sus primeras palabras pronunciadas como JEMAD y que, a buen seguro, sabía iban a ser leídas por propios y extraños. Quizás por eso se dejó llevar por la soflama.

Al máximo responsable de la estructura operativa, es decir, a quien manda a los militares en operaciones, cuando hay que dar la talla de verdad, se le supone temple y mesura además de formación y liderazgo. Era de esperar alguna indicación sobre sus ideas respecto a la fuerza conjunta y a la mejora de la estructura operativa, así como referencias a los retos que se nos presentan en el corto y medio plazo en el ámbito de las misiones de las FAS, que son las que le van a tocar gestionar. Así como alguna alusión a lo que piensa pedirle a quienes tienen la responsabilidad de poner a su disposición las unidades necesarias para llevar a cabo las misiones que le encomiende el Gobierno.

Fernando Alejandre, en su despacho del Mando de Fuerzas Conjuntas Aliadas (Foto: Allied Joint Force Command Brunssum)

Pero no, se lanzó a la piscina con grandilocuentes expresiones que no son lo suyo, porque ni siquiera hilvanó una pieza literaria de mérito. Ese discurso era el mismo que podía haber lanzado al aire o al papel cualquier coronel sin aspiraciones de ascenso, cabreado por sus circunstancias personales. No quien, tras estar destinado en cuarteles generales Aliados de primer nivel, ha sido llamado a las máximas responsabilidades.

Valga como contrapunto el discurso del general de Ejército Javier Varela Salas, recién nombrado Jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra que, sin cortarse un pelo, entró al trapo de su nuevo cometido a la primera, en su discurso de toma de posesión. No voy a valorar lo que dijo, solo que ya desde el principio ha definido su punto de vista profesional sobre su nueva responsabilidad.

Ojalá el general Alejandre demuestre con sus acciones y su mando conjunto que lo de su toma de posesión ha sido simplemente un desahogo y que todos recordaremos, con el paso del tiempo, no sus primeras palabras sino sus muchos aciertos y su impulso a la acción conjunta de nuestros ejércitos. No es momento de retroceder en el concepto, demostrado por otros que es el único posible para ser eficientes, sino de avanzar en su desarrollo y en su perfeccionamiento. Creo que para eso le ha nombrado el Gobierno.

Compartir
Artículo anteriorEl hombre que cargó con todos los agravios
Artículo siguienteMálaga, ciudad de cine
Periodista. Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense. Master en Paz, Seguridad y Defensa por el Instituto Universitario "General Gutiérrez Mellado". Profesor Honorario de la Universidad de Cádiz. Miembro de ADESyD

No hay comentarios

Dejar respuesta

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.