La Casa del Temple, una nueva joya

0
405

El pasado sábado 18 de marzo tuvo lugar en Toledo la jornada de puertas abiertas de la denominada Casa del Temple, ya que recientemente ha sido restaurada gracias a la estrecha colaboración entre su propietario y el Consorcio de dicha ciudad.

El origen de esta casa se encuentra en la construcción de dos viviendas. La primera levantada a finales del siglo XI y principios del XII, que ocupa las crujías noreste, noroeste y sureste del actual inmueble y se articula en torno a un patio trapezoidal que limitaba con la segunda casa; y esta segunda que se hallaba pegada al muro sureste del primer edificio ha sido datada en el siglo XI. La vivienda nº 2 sería demolida parcialmente para la ampliación de la Casa del Temple en la primera gran reforma del edificio, obra fechada a finales del siglo XIII e inicios del XIV. 1

Yesería mudéjar con decoración heráldica. Fuente propia.

De la primitiva vivienda aún quedan grandes forjados construidos con techumbres de madera plana (alfarje) que forman la estructura portante del piso, es decir, realizan dos funciones: techumbre y suelo de una segunda planta. Además, estos alfarjes constituyen los más antiguos y mejor conservados in situ de España.

Como decoración general de las vigas maestras y alfarjes podemos destacar la aparición de elementos vegetales (flores hexapétalas, piñas, mandorlas con palmetas y una parra), geométricos y epigráficos (suras del Corán), con restos de policromía roja en los gramiles de las vigas y azul, aunque este solo se ha encontrado en la denominada Sala Califal. El repertorio ornamental es muy parecido al presente en la Aljafería de Zaragoza (1046-1082) y en la Iglesia de San Millán de Segovia (1110). Mientras que los motivos de las yeserías pertenecen a los repertorios de la segunda mitad del siglo XI. 2

Techumbre a dos aguas de uno de los salones ricos. Fuente propia.

La Casa del Temple está constituida actualmente por tres palacios o salones ricos, a los que se accede por medio de yeserías, y un pórtico. Este último presenta varias modificaciones de diferentes épocas y está separado del patio por una gran viga maestra fechada a fines del siglo XIII y principios del XIV que aporta mayor riqueza, si cabe, a este gran edificio sustentado por bóvedas. Esta va apoyada sobre dos pilares hechos a base de ladrillos que en su tiempo iban forrados de yeserías con decoración geométrica desde su parte más elevada hasta alcanzar el suelo.

Viga mudéjar del pórtico, siglos XIII-XIV.
Fuente propia.

En cuanto al denominado Salón de los Leones, nombre tomado porque en su acceso hay dos prótomos de leones (obra mudéjar de los siglos XIII-XIV) ricamente tallados y que aún mantienen restos de policromía, mantiene un alfarje que presenta el alma de una entonación roja y negra; también, en esta misma sala se hallan unas tabicas con epigrafía nasji (cursiva) en las que se alternan las palabras al-mulk (el poder) y la baraka (la bendición) con restos de policromía roja en el fondo.

Prótomo de león. Fuente propia.

Respecto al nombre de “Casa del Temple”, ya figura en la novela Ángel Guerra (1891) de Benito Pérez Galdós y el historiador Amador de los Ríos también aludía a esta vivienda de la misma manera en su obra Toledo pintoresco. No obstante, a pesar de que existe la creencia de que Alfonso VII les cedió la manzana de San Miguel (ubicación de esta casa) para aprovecharla como hospedería, no existen evidencias arqueológicas ni documentales que avalen la presencia y/o estancia de la Orden del Temple en la ciudad de Toledo.

En definitiva, esta vivienda con fuerte herencia cultural y una situación única, pues se encuentra muy próxima al alcázar, ha conseguido sumar mayor riqueza a una ciudad única por su historia y presencia. ¡No podéis perdérosla!

Notas:

  1. García Lerga, Rubén-Lot (2012): “Sobre un tesorillo de monedas del tipo ANFVS REX/TOLLETA localizado en la Casa del Temple”, Arse, nº46.
  2. Cabañero Subiza, Bernabé y Herrera Ontañón, Valero (2000): “La casa palacio del temple de Toledo. Un monumento taifa recientemente recuperado”, Artigrama, nº15.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.