María Josefa de la Soledad Alfonso-Pimentel y Téllez-Girón, una mujer ilustrada

0
596
Retrato de la duquesa de Osuna, Goya.

Dentro del ámbito dieciochesco destacan varias y muy interesantes mujeres ilustradas. Entre ellas, siendo poco conocida, se encuentra María Josefa, popular por ser la IX duquesa de Osuna junto a su marido Pedro Alcántara Téllez-Girón, quien fue asimismo sumamente ilustrado. De igual manera, María Josefa fue condesa de los Benavente. Este matrimonio produjo una de las familias más ilustradas del siglo XVIII en España. Ambos se convirtieron en importantes mecenas y patrocinadores artísticos de la época. A pesar de que existieron otras mujeres importantes en esta época en España, como la duquesa de Alba o la reina María Luisa, ninguna de ellas consiguió superar a María Josefa, una mujer que destaca por haber tenido una mente abierta y culta.

Retrato de la duquesa de Osuna, Goya.
Retrato de la duquesa de Osuna, Goya.

La duquesa destacó en la época por tener una formidable mente ilustrada. Perteneció a una familia de aristócratas y tenía en su posesión numerosos títulos. Fue una mujer que tuvo un enorme interés por las artes y las letras. Se la conoce, según Pedro Navascués, como «la mujer culta de espíritu abierto e inquieto, frente a la reina María Luisa o la duquesa de Alba, que encarnaban el papel más o menos frívolo, tópico de la mujer galante del siglo XVIII». Por lo tanto, María Josefa, se convirtió en el modelo de mujer ilustrada, llegando a ser la cabeza visible de su familia.

Un aspecto de lo más destacable en su vida es su gran pasión por todas las artes en general. Para ella la cultura fue fundamental; este aspecto se puede observar claramente por las numerosas adquisiciones que realiza durante su vida. Poseía una enorme cantidad de obras pictóricas, entre las cuales, se encontraban artistas de primer término como Rubens, Van Dick o Goya, teniendo con este último una relación bastante especial. La duquesa estuvo totalmente ensimismada con las obras que Goya producía, quien finalmente estuvo durante un periodo de tiempo a su servicio, convirtiéndose en uno de sus protegidos. Destacan los diferentes retratos que Goya realizó a la familia y asimismo algunas series como, por ejemplo, la de Seis asuntos de brujas, que el pintor realizó para sí mismo, pero que posteriormente vendió a la duquesa. Esta serie fue colocada en la antesala del Gabinete de Países, de su Alameda ‘El Capricho’.

La lectura también fue uno de sus principales intereses. Era de su propiedad una enorme colección que contenía más de 60.000 ejemplares, la cual se convirtió en una de las primeras bibliotecas públicas de Madrid. Esta biblioteca contenía numerosos libros de distintos países y también algunos prohibidos en España. Otra de sus aficiones fue la música. Se dice que debió tener una buena educación musical desde niña, muy típico en familias aristócratas de la época. Mostró un gran interés por la ópera y también sintió pasión por el teatro, no solo asistiendo a numerosas representaciones, sino que incluso llegó a tener un teatro particular en su propia casa.

María Josefa es, por lo tanto, uno de los mejores ejemplos de mujeres ilustradas españolas. Cabe destacar que, junto a su esposo, formó parte de las Sociedades de Amigos del País, donde se intentaban hacer realidad las ideas ilustradas. Un dato muy destacado es que fundó una sociedad filial compuesta únicamente por importantes damas de Madrid, una idea totalmente innovadora en una época en la que generalmente las mujeres tenían un papel secundario en la vida social y asimismo eran guiadas por sus cónyuges.

Los duques de Osuna y sus hijos, Goya.
Los duques de Osuna y sus hijos, Goya.

La ejemplificación de todas las aficiones artísticas que la duquesa tenía se puede observar perfectamente en la casa y jardín ‘El Capricho’, que ella misma mandó a construir. Fue sin duda su gran proyecto, el cual vigiló en su proceso inicial de construcción. Esta construcción es una villa suburbana que se realizó en distintas fases, superando la propia vida de la duquesa. María Josefa fue muy exigente con los trabajadores de la villa, pues les exigió a cada uno de ellos en el contrato que, una vez comenzaran a trabajar para su Alameda, les quedaba prohibido trabajar posteriormente en otras casas de España, asegurándose de este modo la originalidad total de su vivienda. ‘El Capricho’ representa perfectamente su personalidad y sus gustos. Actualmente, de ‘El Capricho’ solo se conserva el jardín, un jardín pintoresco al estilo inglés.

Por lo tanto, María Josefa fue una mujer muy importante del siglo XVIII español, un siglo caracterizado por la cultura y el racionalismo. Conociendo su figura, se puede llegar a la conclusión de que en el Siglo de las Luces también destacan mujeres, a pesar de no ser tan conocidas en la actualidad.

 

Bibliografía

LOZANO GARCÍA, Verónica. “Inscripción en el monumento a María Josefa Alonso Pimentel, duquesa de Osuna, en ‘El Capricho’ de Madrid”, en MUÑOZ SERRULLA, María Teresa (Coord.), Epigrafía en Madrid, Ab Initio, Núm. Extraordinario 3 (2015), pp. 181-201. Disponible en www.ab-initio.es

No hay comentarios

Dejar respuesta

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.