La Cuarta Revolución Industrial

0
379

Este año, el economista y fundador del Foro Económico Mundial (también conocido como Foro de Davos), Klaus Schwab, ha publicado una obra que está generando una gran controversia. El libro titulado La cuarta revolución industrial introduce una serie de conceptos que hasta ahora nadie había conjugado de la forma en que lo ha hecho Schawb.

El economista alemán predice que, al ritmo actual, en un futuro no demasiado lejano la tecnología habrá avanzado tanto que se difuminará la barrera entre lo que es natural y lo que es artificial. Los mundos físico, digital y biológico se habrán fusionado de tal manera que nos encontraremos en una realidad que supondrá un salto a una nueva era.

Este libro no trata sobre los cambios sociales o tecnológicos. La teoría de Klaus Schwab llega mucho más allá. Propone un cambio total de paradigma. Según él, los cambios tecnológicos serán de tal magnitud que provocarán un cambio total, lo que dará paso a una organización social totalmente nueva.

Esta nueva sociedad hacia la que estaríamos caminando tendría una serie de peligros de los que Schwab advierte tanto en su obra como desde el Foro que actualmente preside.

Por un lado aparecen cambios en la estructura de poder de estas nuevas sociedades. Los gobiernos podrían no ser capaces de adaptarse a la hora de utilizar y regular estas tecnologías, por lo que se corre el riesgo de que aparezcan riesgos de seguridad que lleven a aumentos en la desigualdad y esto provoque el aumento de las brechas sociales, llegando incluso a la ruptura de las mismas.

La Cuarta Revolución Industrial puede también fagocitar gran parte del tejido empresarial actual, ya que dejaría fuera a todas aquellas empresas que no sean capaces de adaptarse a estos cambios tecnológicos. Esto provocaría un gran aumento en el desempleo, haciendo desaparecer millones de puestos de trabajo.

Aunque se alerte de todos estos posibles efectos negativos, la intención del economista no es la de estigmatizar este cambio de paradigma como algo malo, muy al contrario, su objetivo es el de convencer al público de que la Cuarta Revolución es algo imparable y que conociendo los posibles peligros que conlleva, los poderes fácticos podrán anticiparse a ellos y utilizar el potencial del cambio que está por venir para utilizarlo en beneficio de la humanidad.

La Cuarta Revolución Industrial no sólo trae con ella posibles peligros, trae avances médicos inimaginables hasta ahora: mejoras en la educación, la transmisión y la aplicación del conocimiento, etc.

Si estamos en el principio de un salto cualitativo en la historia de la humanidad estaremos en el mejor momento para prepararnos y dar ese salto con garantías de que, como sociedad, nos lleve a un sitio mucho mejor.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.