Museos históricos: El Hospital de Santa Cruz

0
1167

La Historia ha concedido a Toledo numerosos episodios relevantes de su biografía cuya impronta ha quedado reflejada en los múltiples edificios históricos diseminados en su traza urbana. Erigida como la capital del reino visigodo, conquistada por Tariq en el 711, al inicio de la oleada expansiva musulmana, y posteriormente ensalzada como la ciudad imperial de Carlos V, su protagonismo en los episodios históricos le ha valido el ser galardonada con construcciones de notable relevancia y cuya diversidad cultural proporciona una imagen poderosa que sobrevive el paso de los siglos.

En el siglo XVI, sobrevendría la erección del Hospital de Santa Cruz, cuya proyección obedecía a los cánones que se importaban desde Italia a esta tipología arquitectónica. Sin embargo, el arzobispo don Pedro de Mendoza, también conocido como “el Gran Cardenal de España”, decretó la finalidad última de su construcción: “para recoger, criar y educar los niños expósitos”. Este concepto resultaba extravagante en aquella época, puesto que su principal cometido hasta entonces consistía en acoger a los enfermos y necesitados para así procurar su curación. Sin embargo, el arzobispo se cercioró de cumplir con este cometido, insistiendo a los duques del Infantado e incluso a la mismísima reina Isabel la Católica en su cuidado, de manera que ni siquiera su muerte en él frenaría el proceso. En su testamento destinaría 75.000 ducados para sufragar el hospital. 1

El Hospital de Santa Cruz se estructura a través de la iglesia, cuya forma de cruz griega es ideal para la organización de espacios. (http://poiopoio.blogspot.com.es/)
El Hospital de Santa Cruz se estructura a través de la iglesia, cuya forma de cruz griega es ideal para la organización de espacios. (http://poiopoio.blogspot.com.es/)

En un principio, se designó la dirección de la obra a Enrique Egas (1455 – 1534), a quien ya mencionamos en un artículo anterior. El desarrollo del hospital abarcó un periodo que comprende los años que transcurren entre el 1504 y el 1515. En el trazado de la planta observamos que la iglesia se extiende a través de cuatro grandes naves que configuran una cruz griega, sirviendo así como eje de referencia para organizar los espacios contiguos del edificio. Al parecer no fue azarosa la proyección de una planta cruciforme, puesto que el arzobispo Mendoza sentía una especial devoción hacia la cruz, lo que se corrobora al comprobar que las enjutas que decoran las arquerías de uno de sus patios contienen un emblema que encierra en sus contornos una cruz de brazos exactos. El propio edificio dignifica su fervor al exaltarla como “Santa”. 2

Alonso de Covarrubias se encargaría de la proyección de esta fachada. (http://www.toledo-turismo.com/)
Alonso de Covarrubias se encargaría de la proyección de esta fachada. (http://www.toledo-turismo.com/)

Cualquier proyecto arquitectónico suponía una oportunidad para introducirse y adquirir un prestigio en el oficio. Uno de los más reconocidos artistas del siglo XVI español pondría al servicio del maestro Enrique Egas sus virtudes técnicas e introduciría elementos reseñables en el proyecto. Alonso de Covarrubias (1488 – 1570) asumiría la construcción de la fachada y la escalera. La fachada introdujo parte del lenguaje renacentista, quizás de manera un tanto ruda: estéticamente obedecía a los nuevos cánones, asumiéndose las formas externas que la caracterizaban, pero no se comprendió cómo se debían conjugar entre sí los elementos arquitectónicos, y de ello resulta una curiosa concepción. Ello se percibe en las columnas adosadas a las arquivoltas, en la proximidad excesiva de los ventanales laterales, o en la aparición de figuras escultóricas en el fuste de las columnas. 3 Según Revuelta, los temas que aparecen representados se refieren a la adoración de la cruz, apareciendo santa Elena, san Pedro y san Pablo, y rematando el conjunto, el Abrazo ante la Puerta Dorada, encerrando una tierna escena entre san Joaquín y santa Ana que aparecen en el seno de lo que se asemeja a un templete romano. 4 Hundiendo la escena en el muro logra un espacio lo suficientemente profundo para crear una cúpula semicircular que acoge a los protagonistas de este episodio y en la cual aparecen casetones que señalan que Covarrubias efectivamente había conocido anteriormente el lenguaje renacentista italiano.

La escalera se ha atribuido tradicionalmente a Alonso de Covarrubias, pero algunas trazas podrían pertenecer a Enrique Egas. (http://tapices.flandesenhispania.org/)
La escalera se ha atribuido tradicionalmente a Alonso de Covarrubias, pero algunas trazas podrían pertenecer a Enrique Egas. (http://tapices.flandesenhispania.org/)

La escalera, incluida en uno de los patios cuadriculares, se atribuye generalmente a Alonso de Covarrubias. El maestro Enrique Egas ya había establecido su propio diseño para la escalera, lo que se comprueba al observar la arquería: detrás de los tres arcos que dispuso Covarrubias en el piso superior encontramos otro arco escarzano, que correspondería al diseño de Egas. La ornamentación de la escalera es exquisita, que incluye la balaustrada, el escudo del propio cardenal sostenido por dos querubines y envuelto en decoración vegetal y cornucopias. No obstante, según la hipótesis de Jorge Martínez Moreno, es posible que Covarrubias se encargara de los frisos, molduras, balaustradas y pilastras del piso inferior, por su calidad, fuesen producto de la técnica de Covarrubias, corroborando que éste actuó después del Maestro Enrique Egas. 5

El Hospital recibió la asistencia de los restauradores en varias ocasiones durante el siglo XX, convirtiéndose finalmente en el Museo de Santa Cruz que hoy conocemos, gracias al acondicionamiento realizado por Antonio García Vereda entre 1979 y 1983. 6 Este espacio museístico acoge exposiciones temporales, cuyos bienes patrimoniales se distribuyen por el piso inferior, mientras que en el superior se conserva la exposición permanente, que integra restos históricos de los distintos periodos que componen la historia de la región castellano-manchega, incluyendo entre estos obras de pintores destacados como el mismísimo Greco. Actualmente se puede disfrutar de una exposición temporal sobre John Davies (Reino Unido, 1949) y sus fotografías de los paisajes de la Mancha.

 

Puede consultarse más información sobre esta exposición en el siguiente enlace:

http://www.phe.es/es/phe/exposiciones/8/seccion_oficial_castilla-la_mancha/492/john_davies_paisajes_de_la_mancha

Aquí pueden consultar información sobre el Museo de Santa Cruz, qué exposiciones ofrece, dónde se ubica, etc.

http://www.patrimoniohistoricoclm.es/museo-de-santa-cruz/el-museo/ 

Notas:

  1. Laura Santolaya Heredero, “Las Constituciones del Hospital de Santa Cruz”. Espacio, Tiempo y Forma. Serie IV. Historia Moderna, 3, (1990), p. 317.
  2. Laura Santolaya Heredero, “Las Constituciones del Hospital de Santa Cruz”. Espacio, Tiempo y Forma. Serie IV. Historia Moderna, 3, (1990), p. 318.
  3. Juan Salvat, El Gran Arte de la Arquitectura: Renacimiento, vol.18, Barcelona, Salvat, 1992, p. 824.
  4. Matilde Revuelta Tubino, El Museo de Santa Cruz y sus filiales, Discurso de Ingreso como Académica Numeraria, Real Academia de Bellas Artes y Ciencias Históricas de Toledo, 1970, pp. 72 – 73.
  5. Jorge Martínez Moreno, “Nuevas aportaciones a la historia constructiva de la escalera del Hospital de Santa Cruz”, De Arte: revista de Historia del Arte, Nº 12 (2013), pp. 141 – 143.
  6. Jorge Martínez Moreno, “Nuevas aportaciones a la historia constructiva de la escalera del Hospital de Santa Cruz”, De Arte: revista de Historia del Arte, Nº 12 (2013), p. 145.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.