Informe de Inteligencia: con la crisis se incrementó el contrabando de tabaco

0
1610

La inteligencia económica es una de las facetas menos conocidas del mundo de los servicios de inteligencia. Es, también, la más novedosa (el concepto surge en 1986, en Harvard) y por la materia en sí a la que se dedica, desarrollada no solo por organismos públicos sino por importantes consorcios y empresas privadas, la mayoría multinacionales, aunque no sólo.
Logista, distribuidor de productos y servicios a comercios de proximidad (generalmente minoristas) del sur de Europa, entre los que incluye la distribución de tabaco en sus múltiples variedades y labores, cuenta con un Departamento de Seguridad que, entre otras actividades, desarrolla informes de inteligencia sobre el comercio ilícito de productos de Tabaco, bajo la denominación ‘Informe 360º’.

En colaboración con el Departamento de Business Inteligence (Inteligencia Económica) de la misma empresa, han difundido a finales de 2015 un informe sobre este comercio ilícito en Andalucía y Extremadura. En la parte que dedica a Andalucía Occidental (Sevilla, Huelva y Cádiz), señala que en esta zona andaluza el 35 por ciento de los cigarrillos que se consumen son de procedencia ilícita. En el conjunto de España, para que podamos comparar, solo el 10 por ciento de los cigarrillos que se venden proceden de ese tráfico ilícito. En la provincia de Cádiz, afirma el Departamento de Seguridad de Logista, el contrabando de tabaco está controlado por mafias.

El informe concluye que en los últimos años se ha producido un incremento en el comercio ilícito de tabaco, coincidiendo con la crisis económica, de forma paralela al incremento de los precios de las cajetillas y, por supuesto, a una caída de las ventas de tabaco legal por la gran diferencia de precio entre uno y otro. Por provincias, en Sevilla el 41 por ciento del tabaco consumido procede del contrabando, en Huelva el 36,4 por ciento y en la provincia de Cádiz el 34,8 por ciento de los cigarrillos venidos son de procedencia ilícita.

Siempre según este análisis, los factores que influyen en este mercado ilícito pueden resumirse en: una situación económica general desfavorable, con altas tasas de desempleo, subida de impuestos y, por lo tanto, incremento del precio de la cajetilla. Para concretar esta última causa aportan el dato del coste medio de una cajetilla de cigarrillos en un estanco, por lo tanto legal, en 2008 (año del comienzo de la actual crisis) que se cifraba en 2,59 euros, mientras que en 2015 esa misma cajetilla costaba 4,45 euros. En los seis primeros meses de 2015, sin embargo, se ha detectado una bajada de las ventas de tabaco ilegal.

Este argumento del incremento del precio es el que defiende el informe como el principal causante de la caída del mercado legal de cigarrillos y, de forma paralela, el incremento del comercio ilícito, dado que resulta atractivo por su alta rentabilidad, al no influir en el precio de estos últimos las tasas e impuestos oficiales y, por lo tanto, permitir un elevado margen de beneficio a quien trafica con este producto. Calcula este informe que el 78,8 por ciento del precio de una cajetilla de cigarrillos legal corresponde a impuestos.

Los especialistas de Logista relacionan estrechamente el comercio ilícito de tabaco con el crimen organizado e incluso con organizaciones terroristas, aunque no aportan evidencias de esto último. Señalan que la forma más frecuente de introducir tabaco falsificado, es decir, no original y sin control sanitario alguno, es a través de los puertos y en contenedores procedentes, fundamentalmente, de China. Han detectado, además, un aumento de este comercio ilícito de tabaco falsificado a través de los puertos de Algeciras, Barcelona y Valencia.

'Informe 360º' de Logista
‘Informe 360º’ de Logista

Respecto al tabaco de contrabando pero original, es decir, el que entra en territorio nacional evadiendo la fiscalidad, pero es de origen reconocido e incluso paga impuestos en origen, suele proceder de zonas cercanas y, de forma destacada, entra en España desde Gibraltar, aunque igualmente desde Andorra. El 53,8 por ciento del tabaco de contrabando que entra en España lo hace por Gibraltar y el 31 por ciento procede de Andorra.

Reconoce el informe que se han llevado a cabo medidas para frenar la entrada de tabaco procedente de Gibraltar, como por ejemplo la reducción en un 35 por ciento de las exportaciones que desde las distribuidoras asentadas en España se realizan a esta ciudad, tras el desorbitado incremento de la demanda que se produjo entre 2009 y 2013. La disminución del abastecimiento desde España (que se suministra libre de impuestos, al ser una exportación y que luego realiza el viaje de vuelta de forma ilegal) ha reducido la entrada de tabaco de contrabando desde Gibraltar, pero ha provocado un incremento de las entradas desde Andorra.

Plantean los autores del informe de referencia que el objetivo fundamental que debería guiar las actuaciones de las fuerzas de seguridad y del resguardo fiscal, debería ser el desmantelamiento de las organizaciones dedicadas al tráfico ilícito y tratar de construir los casos relacionados con esta actividad a través del ámbito del crimen organizado, evitando la acumulación de expedientes administrativos sobre los puntos de venta, generalmente quioscos y pequeños comercios.

En Andalucía occidental, concluye el informe de Logista, las ventas legales de cigarrillos cayeron un 63 por ciento entre 2008 y 2014, aportando datos concretos de algunas localidades de la provincia de Cádiz, como Algeciras, donde entre esos mismos años el mercado legal de cigarrillos ha caído un 85 por ciento, igual que en San Roque.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.