Mujeres en el arte: dramaturgas

0
1175

A lo largo de la historia, el papel de la mujer ha sido muy infravalorado. Pero con el paso del tiempo y gracias a una lucha constante se han ido consiguiendo grandes avances. Gracias a estos, hoy día las mujeres tienen un rol muy distinto en la sociedad.

En el ámbito teatral, al igual que en muchos otros ámbitos artísticos, se olvidan continuamente a mujeres que fueron tan genios como los hombres de la época. ¿Cuántas veces han sido nombrados personajes como Calderón de la Barca, Juan de la Encina, Lope de Vega, Azorín, entre muchos otros? Se puede afirmar que millones de veces, puesto que no es negable que todos estos dramaturgos fueron unos genios, tanto en el ámbito teatral como en muchos otros géneros en los cuales desarrollaron una extensa obra. Pero la cuestión es: ¿no existían dramaturgas genios? ¿O es que son ignoradas?

No es usual que nombren, por ejemplo, a personajes como Ana Caro Mallén de Soto, María Rosa Gálvez, Gertrudis Gómez de Avellaneda, Lidia Falcón, etc.

¿Por qué no conocer mejor la historia de estas cuatro dramaturgas?

Ana Caro Mallén de Soto fue una dramaturga que perteneció al siglo XVII, de la cual no se conocen muchos datos sobre su vida, ni siquiera hay constancia del año de su nacimiento ni de su muerte. La mayor parte de datos que se conservan de Ana Caro son sobre todo profesionales: encargos de la nobleza, pagos, etc. Aspecto que afirma que sí que fue una reconocida y remunerada dramaturga de su época. Se conoce que también fue poetisa, aunque solo se conservan poemas de circunstancias. En cambio, sí que se conservan algunas obras teatrales, de las cuales destacan El conde Partinuplés y Valor, agravio y mujer.

En sus obras, Ana Caro no demuestra gran originalidad, aunque sin embargo, sí una enorme capacidad creadora; originando generalmente a personajes femeninos con gran fuerza expresiva. La máxima estudiosa de esta autora es Lola Luna. 1

María Rosa de Gálvez. Grabado, siglo XVIII.
María Rosa de Gálvez. Grabado, siglo XVIII.

María Rosa Gálvez fue una dramaturga malagueña del siglo XVIII, aunque sus obras fueron publicadas pocos años antes de morir, ya en el siglo XIX. Fue hija adoptiva de la familia Gálvez, la cual gozaba de una fantástica posición social y económica.

También se dedicó a la poesía, aunque su género por excelencia fue el teatro, ya que publicó numerosas obras. Entre todas ellas, destacan Alí-Bek, Amnón, El egoísta o Florinda, todas publicadas entre los años 1801-1804.

Su trabajo es muy variado y contiene diversos temas: puso en práctica numerosos géneros. Un aspecto muy interesante y a destacar de esta autora es, que en cada una de sus obras, muestra su ideología ilustrada que defiende la igualdad y la libertad. Se afirma que era la mejor poetisa de su época y la mejor autora dramática de su siglo“. 2

1
Gertrudis Gómez de Avellaneda, por Federico Madrazo, 1857.

Por otra parte, ya en el siglo XIX, destaca Gertrudis Gómez de Avellaneda, dramaturga hispanoamericana. Se puede considerar a Gertrudis casi una niña prodigio. Amante de la literatura desde muy pequeña, comenzó a escribir cuentos y poesías con tan solo ocho años. Vivió parte de su vida en España, concretamente en La Coruña, Sevilla y Madrid. Algunas de sus obras las publicó con el seudónimo La Peregrina. Solicitó a mediados del siglo XIX un puesto en la Real Academia, pero no la aceptaron por el hecho de ser mujer.

Está considerada una de las mejores poetisas y dramaturgas del siglo XIX. Se influenció de los grandes escritores de la época y desarrolló una obra extensa. Tiene una gran riqueza tanto en la expresión como en el lenguaje. Entre todas sus obras teatrales destacan: El príncipe de Viana, La verdad vence apariencias o Saúl, todas ellas publicadas aproximadamente en la mitad del siglo XIX, en Madrid.

Lidia Falcón, nacida en el siglo pasado, es una escritora barcelonesa, licenciada en Arte Dramático, Derecho y Periodismo. Asimismo, es doctora en Filosofía.

Fotografía de Lidia Falcón. 2012
Fotografía de Lidia Falcón. 2012

Su madre era Enriqueta O’Neill, una conocida periodista y escritora relacionada con el movimiento obrero. Su padre fue un escritor comunista.

Ha publicado diversas investigaciones sobre el feminismo. Fue encarcelada varias veces durante la dictadura española por sus reivindicaciones políticas. Se pueden señalar algunas de sus mejores obras teatrales como: Las mujeres caminaron con el fuego del siglo, ¡Parid, parid, malditas! o Tres idiotas españolas, entre otras obras.

Hay que admitir que no han sido nombradas ni una minoritaria parte de dramaturgas, ya que el teatro español está repleto de ellas y de sus excelentes obras. Nunca deberían caer en el olvido todas esas mujeres que han logrado un papel en la historia a pesar de las adversidades de la época en la que vivían. Lo que sí dejan claro estas cuatro dramaturgas señaladas, es que uno de sus principales objetivos era demostrar todas las habilidades intelectuales que las mujeres podían alcanzar en cada una de sus épocas.

Actualmente el teatro español se sigue desarrollando con dramaturgas y dramaturgos excelentes como: Lluïsa Cunillé Salgado, Albert Espinosa, Angélica Liddell, Mar Gómez Glez., Antonio Rojano, entre otros, que hacen que el teatro siga creciendo día a día.

 

Bibliografía y más información en la investigación dirigida por Juan Antonio Hormigón:

  • HORMIGÓN, Juan Antonio (dir)., Autoras en la historia del Teatro Español (1500-1994) VOLUMEN I y II. Madrid, Publicaciones de la Asociación de Directores de Escena de España, 1996.

Notas:

  1. http://www.ub.edu/america/profesorado/prof_03_cast.html
  2. HORMIGÓN, Juan Antonio (dir)., “Gálvez, María Rosa (1768-1806)” en Autoras en la historia del Teatro Español (1500-1994) VOLUMEN I. Madrid, Publicaciones de la Asociación de Directores de Escena de España, 1996 – pp. 474-503.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.