Leer el Arte: ARCO 2016

0
1308

Los actuales gurús de las Bellas Artes tachan de ignorantes a todos aquellos que no estamos de acuerdo con sus postulados y pretenden convencernos de que ‘el nuevo arte’ no puede medirse con los parámetros de siempre sino con los que ellos dicen.

Partiendo del catálogo que hay en la web de IFEMA sobre esta feria de arte, he extraído algunas de las obras para analizarlas desde el punto de vista artístico, pictórico y técnico, mostrándoles el resultado obtenido.

getrecurso (0)

Miquel Mont. Cooperación XXXIX, 2015.
Acrílico, metacrilato, aluminio. 220 x 150 cm.

En mi personal visión, observo un lienzo en blanco en el que se superponen dos círculos transparentes alineados en el lateral derecho y unidos por una línea vertical. El situado en la parte superior tiene pintado un diámetro negro en posición vertical y el de abajo es verde y en posición horizontal. Desde el punto de vista artístico no veo arte en esta pieza. Desde el punto de vista técnico, los círculos están resueltos con un compás, la línea que une de arriba abajo los dos círculos se traza con una regla y las líneas diametrales están trazadas a mano y se nota la falta de uniformidad. ¿Qué conocimientos y destrezas son necesarios para resolver esta obra? Simplemente hay que saber manejar la regla y el compás.

getrecurso (1)

María Laet. Caminho (05.08.15, 2:50 pm), 2015.
Monotipo sobre papel japonés. 230 x 100 cm.
Fotografía de Mario Grisolli.

Para poder pedir más dinero por este vulgar y simplón grabado ha hecho un monotipo, es decir, una sola impresión en vez de lo habitual que es hacer una edición de 10 a 100 impresiones. Lógicamente, cuanto menos impresiones se realicen más se valora cada grabado. Como se puede ver, el grabador ha resuelto dos trazos verticales. El de la derecha está interrumpido y luego continuado. Es verdad que no son trazos uniformes sino que están modulados, dando la apariencia de dos varillas como ramitas de algún arbusto o árbol, de donde deduzco que ha partido de una fotografía de las varillas y mediante una emulsión fotográfica sobre la plancha ha trasladado la fotografía. Es decir, aún más simple, puesto que se trata de un proceso fotográfico.

Si esto fuera un dibujo podría tener algún mérito, aunque sea una auténtica simpleza el concepto de la obra, pero siendo un proceso fotográfico no veo dónde está el arte.

Esta obra la puede realizar cualquiera, pues todo lo que necesita saber es cómo manejar la emulsión fotográfica y tener una ampliadora.

getrecurso (2)

Liam Gillick. Four Developments and a Thought Collective.
Vista parcial de la exposición, septiembre 2015.
Gallería Alfonso Artiaco, Nápoles.

Aquí podemos ver una estructura metálica con paneles de metacrilato de diferentes colores y han colocado una en cada habitación; en el dintel de cada puerta hay un letrero.

Esta que vemos en primer plano podría ser muy apropiada para rodear una entrada a una escalera de bajada, pero tal como se ha resuelto, da la sensación de que la ha hecho alguien que se dedica a fabricar protectores de escaleras pero no precisamente un artista.

getrecurso (3)

Peter Krauskopf. Gestrichen Gelb “Z” B101215, 2015. “Eliminado amarillo”.
Óleo sobre lino. 150 x 110 cm.

El título es muy apropiado ya que son bandas de amarillo y en la zona derecha se cubren de gris. No obstante, considerar que esto es una obra de arte me parece excesivo. En el mejor de los casos, esto podría ser un experimento para ver cómo desaparece el color amarillo al cubrirlo con el gris y para asegurarse de que el resultado siempre es el mismo si se repite siete veces. Cuando pintamos con acuarela disponemos de un trozo de papel idéntico al usado en la obra, que estamos pintando para hacer pruebas de color antes de hacerlo en la obra para asegurarnos, y a mi no se me ocurre exhibirlo luego como si fuese una obra de arte. A mis alumnos principiantes les encargaba hacer ejercicios de mezclas en la paleta y en el soporte, y una forma de mezclar es velar un color con otro. Con esto quiero decir que lo puede hacer hasta un aprendiz de pintor.

Este trabajo me recuerda a la pintura de Mark Rothko.

getrecurso (4)

Luis Feito. N.° 910-B, 1972.
Óleo sobre lienzo. 116 x 81 cm.
Firmado, datado y titulado en el reverso.

Un fondo anaranjado plano contiene un círculo algo más arriba de la altura media. No puedo asegurar, por la foto, si el círculo está resuelto imitando una arañado de la pintura de base o bien es que se ha arañado realmente al trazarlo con un compás. En la parte inferior hay dos manchas de color rojo cadmio. En la mancha de la izquierda se ve lo que parece la puntera de una zapatilla verde y otra rojo carmín. El título del cuadro induce a pensar que el número corresponde al ordinal del experimento. Los conocimientos necesarios para ejecutar esta pintura son de muy bajo nivel, que corresponden a extender el color de manera uniforme salvo en las presuntas zapatillas que están abocetadas. Por tanto, el conocimiento máximo necesario para pintar esto es saber abocetar cosas sencillas.

getrecurso (5)

Giorgio Griffa. Untitled, 1970.
Acrílico sobre lienzo. 232 x 465 cm.
Firmado, datado y titulado en el reverso.

La primera impresión que me produce esta tela sin bastidor es que se trata de una toalla. Y cuando analizo las bandas horizontales de color, que si bien tienen todas el mismo ancho, los colores son diferentes, me recuerdan a los gráficos de barras que se utilizan en negocios, economía o encuestas. Tiene el mérito de que han sido trazadas a mano y, sin embargo, son casi rectas. En realidad es una escala cromática que empieza por azules y continúa con rojos, verdes, amarillo, violeta y rosa. Para conseguir estos colores no es necesario ni siquiera obtenerlos por mezclas, pues ya hay tubos con esos colores concretos. Por tanto, todo el mérito está en el trazo continuo. No hacen falta más conocimientos ni habilidades.

getrecurso (6)

Ed Van Der Elsken. Vali, REVE Paris, 1952.
Fotografía de gelatina de plata. Impresión analógica baritada sobre papel Ilford de tono neutro.
27,5 x 27,5 cm (imagen). 40 x 30 cm (papel).
Impreso por Hans Bol en 2013.

En el mundo de la fotografía, antes de la ‘revolución del color’, casi todas las fotos (incluidas las instantáneas) eran impresiones sobre gelatina de plata. Este tipo de fotografías se valen de la reacción que se produce entre las sales de plata y la luz para imprimir las imágenes de una película sobre un papel que ha recibido previamente un tratamiento específico. Este procedimiento se extendió ampliamente durante la década de 1890 y siguió siendo muy popular, especialmente en la fotografía artística, hasta que la película fotográfica fue reemplazada casi por completo por la fotografía digital. El papel de brillo de la marca Ilford es de calidad.

Es una buena fotografía, considerando la situación técnica de entonces, donde hay poca gradación de grises. No obstante, no es una foto especialmente buena o significativa salvo por el letrero REVE que hoy corresponde a un hotel y a un restaurante. Desconozco el significado y el contexto de esta foto.

Estas son algunas de las ‘fantásticas’ obras que presenta ARCO y que seguro supondrán millones de euros en ventas, pues los precios están bien engordados aunque no sean, al menos para mi, obras de arte propiamente dichas. En mi opinión, al igual que en otros campos profesionales y sociales, todo está manipulado para especular con los precios y, por tanto, con el valor real de las presuntas obras de arte. Cuanto más simplona y ocurrente sea la obra más margen les queda a los que se enriquecen con la compraventa de las mismas. Los compradores son personas con mucho dinero que en unos casos blanquean y en otros especulan, sacando, pasados los años, las obras a subasta; por tanto, es una inversión muy rentable.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.