Clunia (I)

0
1305

Clunia es una ciudad donde se distinguen dos asentamientos: el primero, de origen celtíbero, desempeñó un importante papel junto a Numancia en la lucha contra las legiones romanas; y el segundo, ya de carácter romano, convirtiéndose en cabeza de convento jurisdiccional. Posiblemente el emplazamiento y el importante papel desempeñado en las guerras celtíberas fueran las causas por las que los romanos decidieron establecerse aquí.

La presencia de esta ciudad durante la rebelión de Galba es visible en las acuñaciones de moneda, especialmente en la serie de sestercios, quizás de ceca española, donde una figura femenina ofrece el pallium a Galba, ambos rodeados por la leyenda HISPANIA CLUNIA SUL(picia). Esta serie de monedas hace alusión al momento en que Galba tomó el cargo de imperator en Clunia y añadió Sulpicia al nombre de la ciudad. 1

La vida de la ciudad en tiempos romanos debió ser próspera, debido a su situación de cabeza de un convento jurídico, zona triguera agrícolamente interesante y base militar. La ciudad constaba de 100 hectáreas de extensión, pero la población todavía no ha podido ser determinada, aunque se cree que debió estar entre los 32.000-40.000 habitantes.

Otro dato destacable de la ciudad es su carácter administrativo, condición apreciable en el predominio de los edificios públicos. Este último apunte está muy relacionado con la futura decadencia de Clunia, ya que al caer el Imperio Romano, su función administrativa deja de tener sentido, además de sumársele la inestabilidad económica y la inseguridad en la ciudad.

En cuanto a la composición de Clunia, como se ha dicho, el número de edificios públicos era mayor que el de los privados. El foro, plaza rectangular cuyas dimensiones son de 160 metros de largo por 115 de ancho, constituía uno de los lugares clave de la ciudad, pues era en los templos que en él había donde se desarrollaba la vida religiosa de la ciudad.

7f995b7f-3a11-457c-96ed-2810171d4c74
Planta general del foro de Clunia con retícula urbana del lado NE de la ciudad. http://alerce.pntic.mec.es

De toda la monumentalidad que debió tener este foro, hoy se distinguen los restos del podium del templo que dominaba la plaza pública, también llamado templo de Júpiter, pues el culto estaba dedicado a él; las tabernae, todas ellas muy ornamentadas por los restos encontrados de estuco pintado que irían en las cubiertas y los mármoles de las paredes, y como reflejo de toda esa riqueza decorativa está el tesoro de 20 áureos imperiales que se halló, que van desde Nerón hasta Nerva; 2 además, todas las tabernae estaban en paralelo a la basílica, que ocupó el costado norte del foro y de la que queda únicamente su cimentación, aunque aún se distingue el lugar que ocupaba el tribunal dentro de la misma. Dentro del foro también se encuentra la Curia o Aedes Augusti, que estaba adosado a la basílica.

Sección del foro. www.clunia.es
Sección del foro. www.clunia.es

Otro de los grandes edificios públicos que forman parte del conjunto urbano, dentro del ambiente de construcciones del centro de la ciudad y unido a la plaza pública, es el edificio que ocupó en época medieval y moderna el conjunto de la ermita de Nuestra Señora de Castro y la hospedería de los frailes jerónimos de Espeja. 3 El macellum es una construcción pública pensada para corregir las irregularidades de planimetría del trazado urbano, fechada a principios de la dinastía Flavia, por lo que también podríamos llamarlo domus Flavia. 4 Su planta es el resultado del cruce de dos tramas urbanas distintas.

Restitución axonométrica del macellum. www.cluniasulpicia.org
Restitución axonométrica del macellum. www.cluniasulpicia.org

Entre el foro y el teatro de Clunia existen dos grandes conjuntos termales, que contaron con gran valor en la Hispania romana, llamados Los Arcos I y II. El acceso a Los Arcos I se haría a través de un pórtico semicilíndrico de 20 metros de diámetro, que sería la misma medida que tendría la natatio, indicada por el pavimento visible; también habría un vestíbulo. En el interior, simétricamente colocadas estarían las palestras, que comunicaban con los apodyterios de planta rectangular cubiertos por mosaicos polícromos geométricos de teselas de mármol de Espejón y, entre ambas palestras, habría un patio central abierto. De los apodyterios se pasa a dos frigidarios, también simétricos, pavimentados con losas de mármol de Espejón. Siguiendo este eje, se pasa a un gran caldario central con tres piscinas y sus correspondientes hornos. A partir de estas piscinas se inician desagües hacia el exterior del edificio, a una cloaca abovedada de casi un metro de anchura y 1,80 de altura. Parte de este desagüe sigue el trazado del decumanus y enlaza con los desagües de las segundas termas.

Los Arcos II tiene una estructura distinta y su planta tiene un eje con una inclinación de 45º respecto al anterior conjunto termal. Su entrada se realiza a través de una palestra. Junto a uno de los lados del octógono se encuentra el frigidario; de forma rectangular, tiene un ábside adosado decorado con mosaicos en blanco y negro donde se representa una procesión marina. Hacia el este, se comunica con un gran tepidaro y en su lado Oeste hay otra gran habitación identificada como el hipocausto, que comunica a su vez con unas sudationes cilíndricas.

Vista aérea de los conjuntos termales. www.clunia.es
Vista aérea de los conjuntos termales. www.clunia.es

La solución que se dio a la gran problemática del abastecimiento de agua fue la explotación de la conocida Cueva de Román, conjunto geológico de formación cárstica con abundantes lagunas subterráneas, de la cual Clunia hacía uso mediante pozos cónicos.

Todo lo aquí rápidamente descrito es una pequeña parte de lo que fue Clunia. Por ello, en futuros artículos, se seguirá dando a conocer un enclave tan rico como es este, pues aún queda mucho que descubrir.

Notas:

  1. De Palol, Pere (1994), Clvnia. Historia de la ciudad y guía de las excavaciones. Diputación de Burgos.
  2. Ibídem, p.43.
  3. http://www.clunia.es/.
  4. De Palol, Pere (1994), Clvnia. Historia de la ciudad y guía de las excavaciones.Diputación de Burgos, p.217.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.