Estimulación sensorial: Concepto Snoezelen

0
1618

Para los que trabajamos en el ámbito de la atención a personas con diversidad funcional no es desconocida la sala de Snoezelen. En España empezó a utilizarse a partir del año 2000, pero esta sala y la metodología que la acompañan ya llevaban desarrollándose en Europa décadas. Concretamente, la idea surgió a finales de los años 70 en Holanda. Snoezelen es una palabra formada a partir de dos palabras holandesas, que significan aproximadamente  “oler” y “relajar” o “dormitar”. Esta práctica se ha ido extendiendo por Europa, sobre todo es muy utilizada en los países nórdicos, Estados Unidos y Canadá.

¿En qué consiste?

Nuestros sentidos nos ayudan a tocar, oír, oler, ver y saborear el mundo. Esto hace que las personas aprendamos ampliando nuestras redes neuronales gracias a esas sensaciones que nos produce la interacción con el medio que nos rodea. La idea es, a grandes rasgos, proporcionar a la persona diferentes experiencias sensoriales para mejorar la conciencia de sí mismo, aportar nuevas vivencias, enriqueciendo así su relación consigo mismo, con los demás y el medio.

Snoezelen_room
Espacio Snoezelen

Puede realizarse en un ambiente controlado (espacio Snoezelen), que sea relajante o activador. También puede trasladarse la sesión a lugares como el campo, la playa, etc. La persona que recibe los estímulos marca el ritmo de la sesión, ritmo que debe respetar quien facilita los estímulos o acompañante. Debe sentir que se está realizando la sesión completamente para ella, que es su tiempo.

Hay muchos tipos de espacios Snoezelen, dependiendo de la inversión económica que pueda hacer cada centro. Pero suelen tener en común algunos elementos como la cama de agua, la fibra óptica, el panel luminoso, la columna de burbujas, el panel táctil, el panel de sonidos, piscina de bolas, columpios, hamacas… También pueden hacerse espacios Snoezelen de forma casera; lo importante son las experiencias que se consiguen.

¿Quién puede beneficiarse?

Normalmente estas sesiones se realizan con personas con diversidad funcional y personas mayores. Pero en realidad puede beneficiarse cualquiera. Los resultados que se obtienen son variados, pero en general podemos observar disminución del tono muscular, disminución de la frecuencia cardiaca y de las esterotipias. Pueden observarse conductas que hasta entonces no habían ocurrido, como mostrar interés por una actividad, aumento de las vocalizaciones cuando algo les gusta y una mejora en la interacción con los demás. En este vídeo podéis ver cómo es la sala en funcionamiento, os va a encantar.

¡Feliz año nuevo!

 

FUENTE:

  • Montse Cervellera Piñol. Curso Capacitacion Snoezelen I.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.