Tasa municipal para perros

0
1232

Tener un animal doméstico conlleva una gran responsabilidad por los cuidados que requiere, pero tiene los beneficios del cariño que demuestran y todo lo que aporta su compañía. España es uno de los países líderes de la Unión Europea en la tasa de abandono de mascotas.

Este verano, en las redes sociales, hay un gran debate, a favor y en contra, de tener playas habilitadas para perros o no. En el trasfondo, son reflexiones y opiniones sobre los derechos y obligaciones de estos animales y de sus dueños.

No todos los ciudadanos tienen animales domésticos, y al igual que por tener un coche hay que pagar el impuesto de circulación y por poseer un piso el IBI, se plantea si hay que pagar impuestos por tener perros, si es justo o no, por el sobrecoste que genera a las arcas públicas. No se habla de otros animales domésticos, porque no se les suele sacar por las vías públicas.

KiraEn Alemania existe una tasa municipal por tener perros, que varía según en el estado alemán, Bundesland, en el que se resida, oscilando entre los 100 y 200 euros anuales. En España se está aplicando en algunos municipios, pero con importes muy inferiores. En Alemania existen hoteles, restaurantes, tiendas, bares, etc. donde se permite estar con los perros, teniendo regulados en los contratos de alquiler de las casas qué animales domésticos se pueden tener o no. Todo esto es una oportunidad de negocio, que no se está explotando por parte de muchos emprendedores en España.

Otro debate que se plantea es que estas tasas no diferencian entre quienes tienen mascotas en las ciudades de los que las tienen en fincas cerradas, ni entre quienes se comportan de forma cívica de quienes no. El criterio que se aplica actualmente es el mismo que en la posesión y comportamiento cívico de los vehículos.

Otra cuestión a tener en cuenta es si a estas tasas se tienen que imputar todo el gasto municipal que generan, por el sueldo de los operarios que conllevan, la limpieza del mobiliario público y la recogida de sus excrementos, las perreras y centros de adopción de animales públicos.

También hay que analizar qué contraprestaciones tienen que ofrecer los consistorios a los perros y a las personas que los tienen. Por ejemplo, disponer de parques cerrados para perros con césped natural, donde puedan correr y hacer sus necesidades, dispensadores de bolsas –para recoger los excrementos- en las papelera, fuentes de agua, playas habilitadas, etc.

Para evitar que muchas personas no censen a sus mascotas, los Colegios Veterinarios deberían informar de las altas de los nuevos perros a cada municipio para realizar un padrón, teniendo así una ficha técnica y administrativa que vele por la salubridad pública.

Se debe colaborar en todos los ámbitos para tener la mejor convivencia posible con los perros, entre los ciudadanos que tienen animales domésticos y los que no, ser cívicos, respetar la vía pública, dotar de equipamientos los municipios y tasar los gastos que generan para fijar cómo se quiere financiar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.