Los secretos de la Felicidad

0
921

La psicología positiva estudia las bases del bienestar psicológico y de la felicidad. Y nos podríamos preguntar… ¿Qué es la felicidad? La podemos definir de muchas formas, una de ellas es: la felicidad es un estado emocional que se relaciona con una sensación de satisfacción interna. Pero… ¿Cómo podemos llegar a alcanzar ese estado satisfactorio, de qué depende?

www.taringa.net
www.taringa.net

Hagamos una reflexión. Existen personas que gozan de una vida aparentemente satisfactoria, éxito profesional, una posición económica favorable, una familia idílica, buena salud física, etc, pero no son felices, aunque son fuente de envidia de otros, ellos no se sienten felices. Otros, en cambio, son felices y sienten este estado de satisfacción con unas condiciones externas menos favorables… ¿Sorprendente?

La felicidad no depende de nadie más que de nosotros mismos y está en nuestras manos aprender a ser más felices. La felicidad de cada uno no reside tanto en los aspectos externos que conforman nuestra vida (vida familiar, trabajo, relaciones sociales, buen estatus, etc.) sino en nuestra capacidad interna de ser felices. Esta capacidad conlleva aspectos como valorar lo que tenemos, buscar el lado positivo de las cosas, querernos mucho y coger las riendas de nuestra vida. La felicidad está en nuestra mente, y de nada sirve buscar la gratificación en el exterior.

La felicidad es algo que requiere un trabajo, hay que cultivarla día a día. Es importante focalizar en los aspectos positivos y aprender a controlar las emociones negativas. Emociones como el enfado, el rencor, la tristeza o la ira nos van a dificultar ser felices si no sabemos manejarlas.

Por otro lado, el amor es algo básico que tiene que estar presente en nosotros, y no me refiero al amor de pareja sino a ponerle amor a todos y cada uno de los aspectos de nuestra vida, a realizar las cosas con amor, incluso las menos agradables. Es obvio que, para actuar así, previamente tenemos que sentir amor por nosotros mismos, querernos mucho, valorarnos y respetarnos.

Aquí se encuentran pequeñas recetas que pueden ayudar a lograr una vida más plena y satisfactoria, aquello que podemos llamarle felicidad:

– Hacer ejercicio físico, practicar algún deporte, salir a pasear, a la montaña. El cuerpo y la mente están conectados.
Ayudar a los demás, sin esperar nada a cambio.
– Practicar la gratitud, agradecer todo lo que tienes y valorarlo.
– Centrarse en el presente, dejar atrás el pasado y disfrutar del presente, de los pequeños momentos que nos proporcionan placer.
– Mantener relaciones sociales y pasar tiempo con los amigos, disponer de una red social de apoyo.
– Practicar hábitos saludables: alimentación, sueño, etc.
– Fijar pequeños objetivos, realistas y alcanzables, por los que puedas mantenerte ilusionado y motivado.
– Tener sentido del humor, sonreír y reír, reír mucho.
– Ser optimista e imaginar un futuro lleno de prosperidad.
– Usar el lenguaje positivo, aquellas palabras que nos remiten a sentimientos positivos.
– Pensar cada día en una cosa que te haya salido bien, hacerlo consciente y agradecerlo.
Aprender, siempre seguir aprendiendo.

enpositivo.com
enpositivo.com

Como hemos apuntado, es importante valorar lo que tenemos en cada momento y disfrutar de ello, sin apegarse extremadamente a nadie ni a nada.

Como la vida no es un camino de rosas, probablemente, en algunos momentos experimentaremos sucesos que podríamos valorar como negativos. En estas situaciones entra en juego la resiliencia, es decir, la capacidad para afrontar y superar estos sucesos.

Por último, resaltar la importancia de dejarse fluir y no focalizar excesivamente la atención en nosotros mismos ni en la búsqueda de la felicidad como una meta final, ya que la felicidad tiene más que ver con un estado emocional que, si logramos avanzar un poco hacía el, nos proporcionará momentos extraordinarios.

Dicho esto, ¡a ser felices lectores!

Compartir
Artículo anteriorRenoir y el piano burgués
Artículo siguienteArte, museos y niños
Soy licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona. Especializada en Psicología Clínica tanto infantojuvenil como de la edad adulta. Actualmente formándome en Intervención Familiar Sistémica. He trabajado en diversos centros educativos impartiendo materias de civismo y mediación y talleres de inteligencia emocional. Me apasiona la Psicología y mi objetivo es acompañar a las personas en la mejora de su calidad de vida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.