El ser humano se salió del ciclo de la vida

0
1777

Tras un verano repleto de las habituales ferias con sus correspondientes corridas de toros y con el fin de fiesta del toro de la Vega, me he propuesto reflexionar sobre este asunto simplemente anotando escuetamente algunas ideas de algunos autores o pensamientos propios que puedan dar pistas sobre un asunto, entre otros muchos, sobre el que hay posturas absolutamente enfrentadas.

En primer lugar, los humanos somos animales, ya que somos una especie de primate de la familia de los homínidos. A veces, entre tanta tecnología y vida alejada de los riesgos de la vida salvaje nos olvidamos de que somos animales, algo que cualquier antropólogo podrá contrastar. Cualquiera que haya convivido con animales, especialmente los domésticos (que serían el equivalente ‘humano’ a los ‘animales’ por no vivir en el inhóspito mundo salvaje), podrá percibir claramente que tienen sentimientos, que sufren, y que también muestran alegría.

Creo que estamos mejor en la protección jurídica de los animales y se trabaja para hacer que los animales que mueren para satisfacer las necesidades alimenticias de personas, y también de otros animales, lo hagan con el menor sufrimiento posible. Todavía queda mucho por hacer, aunque se debe reconocer que en Europa gracias a los grupos de presión empieza a haber algo de movilidad.

Toro en una corrida
Toro en una corrida

Dice Fernando Savater: “el peligro de las fieras, y por lo tanto que un animal sea considerado peligroso excita esa pasión de dominación que tiene el hombre. Los animales peligrosos, como por ejemplo el toro bravo, tienen mucho más riesgo de desaparecer. Como hoy ya no encarnan el peligro, buscamos saurios prehistóricos para mantener vivo el miedo hacia ellos”. También Fernando Savater asegura: “la idea de la prohibición proviene de la cultura anglosajona, no porque no consuman carne, pues no son remisos a comer animales, sino por su visión pragmática de ver con buenos ojos el comer, por ser necesario, y con malos las corridas, por ser un espectáculo. Los anglosajones siguen con una visión puritana de la vida. Para ellos es bueno alimentarse comiendo carne, pero divertirse con un espectáculo donde está la muerte de un animal es malo. Es un problema de libertad”.

Pero, por contra, el reputado filósofo Jesús Mosterín afirma: “Lo razonable sería conferir derechos específicos a los diversos animales, en función de la especie a la que pertenecen. Sin embargo, hay un derecho que yo sería partidario de conferir a todos los animales de todas las especies: el derecho a no ser torturado, es decir, a no ser sometido a un dolor atroz de un modo intencional e innecesario.”. Además, “el fundamento de esos derechos se fundamenta en la naturaleza de esa especie, codificada en su genoma. Cada animal tiene una naturaleza y hay que dejarle vivir conforme a su naturaleza. Yo no entiendo lo que significa la palabra dignidad”.

De manera que, ¿cómo hacer compatible la afirmación de que dejar de divertirnos con el sufrimiento de los animales sería privarnos de la libertad de Savater y la de Mosterín en la que dice que es necesario dejar vivir a cada animal según su naturaleza? Creo que la solución no es tan complicada. La libertad tiene límites, marcados por la ley. La falta de libertad que tenemos para matar al vecino, por muy mal que nos caiga, sería la que perderíamos para enfrentar a dos gallos para divertirnos, matar a un toro en una plaza o abandonar a un perro en una gasolinera.

Yuval Noah Harari, profesor de Historia de la Universidad Hebrea de Jerusalén ha publicado recientemente en España su libro titulado De animales a dioses. Una breve historia de la humanidad. Harari cavila sobre la dominación del Homo sapiens sobre las otras especies humanas y animales, además de aportar una visión relativista de la historia, alejada de las verdades absolutas que habitualmente están suplidas por convenciones. El Homo sapiens era una especie animal más que acabó por dominar no solo a los otros humanos sino, gracias a su inteligencia, que no su fuerza (está claro que un oso es más fuerte que un humano), ha sido capaz de superar los obstáculos primero para poder alimentarse y también protegiéndose para sobrevivir.

Esta evolución nos lleva hasta el tiempo presente, y nuestro recorrido debería habernos permitido superar ciertas prácticas, costumbres y actitudes que perjudican a nuestra especie en tanto que lo hacen al mundo en que vivimos. En parte estas suceden por influencia de las instituciones que encabezan las creencias religiosas. En Europa, la Biblia, texto fundamental del cristianismo, que situaba al ser humano en una posición de dominación sobre todas las otras especies. Desde luego, dejando al margen las creencias personales, esto debería interpretarse de manera más adaptada a nuestro tiempo.

También creo que es importante precisar que comer carne o pescado no significa que no se puedan defender los derechos de los animales. El ser humano, desde sus orígenes, es omnívoro y por tanto necesita alimentarse de todo tipo de alimentos. Igual que un tigre o un tiburón comen carne de otras especies, el ser humano lo hace. Pero debería respetar a los animales al igual que lo hacen todas las especies: solo matan para alimentarse o satisfacer una necesidad básica. Así funciona el ciclo de la vida. Desde luego, matar para entretenernos no forma parte de él.

Lecturas recomendables sobre este tema

Yuval Noah Harari (2014). De animales a dioses. Una breve historia de la humanidad. Debate.

Fernando Savater: “Solo un bárbaro no distingue entre un humano y un animal”. Disponible en: http://www.elespectador.com/noticias/nacional/solo-un-barbaro-no-distingue-entre-un-humano-y-un-anima-articulo-384540

Fernando Savater: “Barbarie es pintarse de rojo haciendo de toro herido”. Disponible en: http://www.publico.es/espana/337201/savater-barbarie-es-pintarse-de-rojo-haciendo-de-toro-herido

“Entrevista con Jesús Mosterín”. Disponible en: http://www.animanaturalis.org/p/944

Jesús Mosterín. “El triunfo de la compasión. Disponible en: http://elpais.com/diario/2010/05/09/opinion/1273356011_850215.html

Jesús Mosterín: “La crueldad no es una fiesta”. Disponible en: http://elpais.com/diario/2010/06/06/cultura/1275775206_850215.html

Jesús Mosterín: “La tortura como espectáculo”. Disponible en: http://elpais.com/diario/2004/04/25/opinion/1082844008_850215.html

Ignacio Escolar: “6 mentiras taurinas 6”. Disponible en: http://www.eldiario.es/escolar/mentiras-taurinas_6_303829624.html

No hay comentarios

Dejar respuesta

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.