La esencia del cine: Las adaptaciones de cómics

0
1072

the-amazing-spider-man-21En el último artículo hablábamos de las sagas cinematográficas, muchas de ellas adaptaciones literarias, que cuentan con el soporte necesario para llevarse al cine casi desde el primer momento (a no ser que la primera entrega sea un total fracaso). Igualmente, muchas de estas sagas adaptan las llamadas sagan teen, literatura juvenil que posee una estructura tan cinematográfica que prácticamente se crean para ser llevadas al cine (Harry Potter, Crepúsculo o Divergente son algunos ejemplos). Aunque, si hay un medio bastante más cinematográfico que los libros son, sin lugar a dudas, los cómics. Marvel (y Disney) han encontrado un auténtico filón en las adaptaciones al cine de sus carismáticos personajes, fomentando algo que gusta a todos los fans: los crossovers. Así, la Fase 1 de Marvel en cines, culminada con Los Vengadores, ha demostrado que algo así era posible, y ha multiplicado exponencialmente el número de súper-héroes que pululan por la gran pantalla.

Así, DC Cómics no ha querido ser menos, y tras renovar, por enémisa vez, los incombustibles personajes de Batman y Superman (sus héroes más carismáticos), ha expandido su territorio hacia las series de televisión. Eso sí, DC se anda con bastante ojo, y todo ha sido posible gracias a Arrow (Fecha Verde), que ha dado pie, con su éxito, a las futuras Gotham, que nos traslada al momento en que los padres de Bruce Wayne han sido asesinados, siendo este un niño, y seguiremos las pesquisas de un joven detective Gordon, y el origen de algunos de los villanos más carismáticos de Batman, como el Joker, Pingüino o Catwoman; Constantine o Flash, esta última siguiendo la pauta fijada por Marvel y sus Vengadores, pues se interrelacionará mucho con Arrow (se emitirán en el mismo canal, CW). No obstante, esto no es nuevo para DC, sólo hay que remontarse a principios del S. XXI y Smallville

DarkKnightBatmanQuitando a las dos grandes, Marvel (con Disney) y DC (con Warner Bros.), el resto del pastel se lo reparten Sony Pictures, con Spider-Man y su Universo expandido en forma de spin-off para los Seis Siniestros (reunión de villanos del arácnido) y Venom; 20th Century Fox, con los X-Men y Los 4 Fantásticos, enfrentados a su nuevo -y polémico- reboot. Tal y como están las cosas, todas las productoras quieren sacar tajada de sus respectivas franquicias, principal cuestión por la que es más que improbable, por no decir prácticamente imposible, que veamos, por ejemplo, un megacrossover de personajes de Marvel en una historia tan icónica como Civil War, pues los derechos de Los Vengadores pertenecen a Marvel, Spider-Man a Sony y X-Men y Los 4 Fantásticos a la Fox. Por supuesto, hablamos de derechos cinematográficos, pues derechos sobre los personajes los posee Marvel de todos ellos (no su filial cinematográfica, sino la casa madre), y el resto de productoras (Sony y Fox) tienen sólo pueden usar a los personajes cinematográficamente. Esto nos lleva a situaciones curiosas, como que el personaje de Mercurio aparezca en dos sagas diferentes (Los Vengadores: la Era de Ultrón y X-Men: Días del futuro pasado), interpretado por dos actores diferentes, y que no se pueda mencionar la condición de mutante en uno (Los Vengadores) ni su pertenencia a cierto grupo superheróico en el otro (X-Men).

En resumidas cuentas, las adaptaciones de cómics se han convertido en un caballo ganador, como leí hace tiempo, son el western del presente, y aunque hemos tenido casos verdaderamente desastrosos (Batman y Robin o The Green Hornet), suelen ser películas entretenidas, y algunas con gran calidad, como la trilogía del Caballero Oscuro de Nolan o la última película del Capitán América. Es raro no encontrar, a estas alturas, algún estreno de estas características, por lo menos, de forma mensual. Y si se agota, reiniciamos al personaje, ¿Por qué no?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.