Los niños hiperactivos

2
3608

“Los niños hiperactivos” es como se conoce comúnmente a los niños que tienen trastorno por déficit atención con hiperactividad (TDAH). Este trastorno ha sido considerado un invento o un mito, hemos llegado a banalizarlo utilizando la frase “mi hijo está hiperactivo” o “hoy estoy hiperactiva”. Se trata de una enfermedad que afecta a la persona desde la infancia y puede continuar toda la vida.

Actualmente lo sufren el 5-7% de los niños y continúa en la edad adulta de 2/3 de ellos. La vida de la familia se ve alterada de forma inminente por los síntomas que presenta el pequeño, pero también sus relaciones sociales, la adaptación académica y cuando llegue el momento, la vida laboral.

Los síntomas

Una persona no “está hiperactiva” por un día o por un momento, se trata de un trastorno con unos síntomas determinados. Los generales son inatención, hiperactividad e impulsividad.

Las alteraciones de atención que presentan, sobre todo en atención sostenida hacen que tengan problemas para terminar las tareas o persistir en ellas. Parece que no escuchan lo que se les dice y prestan, sin embargo, atención a estímulos irrelevantes como puede ser un ruido o un insecto.

ni_o_tdah_1024
Fuente: www.mujer.info

La hiperactividad es el rasgo más y menos conocido a la vez  por la sociedad. Estos niños parece que están en alerta permanentemente, como si nunca se cansaran. Se dan conductas peligrosas como correr por la calle, trepar por armarios, estanterías o árboles. Se ha registrado movilidad más alta de lo normal durante el sueño. Es usual que tengan heridas o cardenales porque son rápidos pero torpes en sus movimientos.

La impulsividad me llama mucho la atención, ya que aunque estos niños procesan la información rápidamente, la respuesta que dan no es eficaz. Es como si no pudieran inhibir los impulsos: piensan algo de repente y lo hacen, aunque sea peligroso.

Es aconsejable que, de todas las conductas que muestra el niño, premiemos las que queremos que continúen e ignoremos en la medida de lo posible las que queremos eliminar. Esto funciona mejor, con los niños en general y con estos en particular, que un sistema de castigos.

Etiología

Se han realizado numerosas investigaciones para encontrar el origen de este trastorno. Actualmente sabemos que influyen varios factores. El más importante, el factor genético al que se deben el 70-80% de los casos. Se ha demostrado que los familiares de primer grado de una persona con TDAH tiene entre 2 y 8 veces más posibilidades de sufrirlo que alguien que no tenga ningún familiar. Al otro factor, ambiental, se deben el 20-30% de los casos.

tdha_614_1
Fuente: www.correofarmaceutico.com

Además se ha descubierto que el Autismo y el TDAH tienen muchos síntomas en común, como son las estereotípias, hipotonía (bajo tono muscular), mala coordinación y los problemas motores. Se está investigando la relación que parece existir entre las dos patologías.

La atención multidisciplinar de estos niños acompañada de un tratamiento farmacológico adecuado puede mejorar su calidad de vida ya que disminuye los síntomas principales haciendo que el aprendizaje, el control de la conducta o la socialización sean más fáciles.

Problemas del lenguaje

Los niños con TDAH tienen problemas para expresar el lenguaje, para entenderlo y  para trabajar en tareas que lo necesitan, como son la lectura o la escritura. Aunque el CI está dentro de lo normal, el rendimiento escolar es bajo. Al recibir un mensaje tienen problemas para retener la información completa y esto les dificulta el aprendizaje.

Da la sensación de que hablan muy rápido. Suelen tener numerosas alteraciones o retrasos  en fonología (dislalias) y problemas a la hora de expresar lo que sienten o lo que quieren. El lenguaje que utilizan tiene construcciones sintácticas más simples. Para dirigirnos a un niño con TDAH es aconsejable que utilicemos un lenguaje claro, con oraciones sencillas. 

Es muy importante que se siga investigando para ayudar a estos niños, durante la infancia y la edad adulta y a sus familias, para que puedan tener una buena calidad de vida y sean parte de la sociedad. Os dejo un vídeo japonés dónde se ven los síntomas que he descrito anteriormente. Espero que os ayude a entender mejor este trastorno.

Fuentes:

– A. Ygual-Fernández, A. Miranda-Casas, J.F. Cervera-Mérida. Dificultades en las dimensiones de forma y contenido del lenguaje en los niños con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad.

– Luis Abad-Mas, Rosalía Ruiz-Andrés, Francisca Moreno-Madrid, Raquel Herrero, Enrique Suay.  Intervención psicopedagógica en el trastorno por déficit de atención/hiperactividad.

 Cristina Sánchez-Mora, Marta Ribasés, Fernando Mulas, César Soutullo, Anna Sans, Montserrat Pàmias, Miguel Casas, 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.