Las razones de la batalla Google vs Facebook

0
2299
Anuncio_de_texto_3
Ejemplo de anuncios de texto que te puedes encontrar por Internet. Una publicidad que parece ya de eras pasadas. La imagen ha sido sacada del artículo de la Wikipedia Publicidad en Internet

Es cierto que no hay que ser un usuario técnico para saber dichas razones, basta con leer un poco de noticias tecnológicas cada poco tiempo a la semana, pues todo esto es un poco de ‘culturilla’ tecnológica del mundo empresarial de las TICs (empresas de tecnologías de la información), pero es cierto que la gran mayoría no tiene tiempo para invertirlo en leer noticias de tecnología. Ya tenemos bastante con las noticias de economía y política para alejarnos de los periódicos, como para aguantar hasta las secciones de tecnología. Por otra parte en esa cultura es fácil perderse. Así que lo normal es que cuando alguien se encuentre una noticia sobre que Google está compitiendo con Facebook, ese alguien se extrañe, y se pregunte ¿cómo puede ser que un buscador trate de competir con una red social? Es más, ¿cómo puede ser que a Google le interesase crear su propia red social?

Antes de explicar sobre todo este tema, como lo normal es que salgan fans de Google a disparar, dejo aquí una frase de Eric Schmidt, presidente y director general de Google desde el 2001 hasta el 2011, y CEO (director ejecutivo) de Google en la actualidad (vamos un tipo que, se supone, que le interesa atraer usuarios para que Google siga avanzando y él ganar dinero), en la que Eric Schmidt nos explica qué es Google+:

«Google+ es poco más que una extensa base de datos de publicidad en beneficio de las grandes corporaciones para orientar mejor su publicidad a los usuarios finales.» (Eric Schmidt en una entrevista con la National Public Radio de Edimburgo)

¿A qué se refiere con una extensa base de datos de publicidad? Pues se refiere a los datos de los usuarios. Así cuando trabajas para una empresa grande eres un recurso que lo gestiona el departamento de recursos humanos, pero cuando estás en las diversas webs de Google eres una colección de datos. ¡Cómo ha cambiado Google! Y más desde que tiene casi el monopolio de la publicidad en Internet[1]; por no hablar de lo que algunos medios llaman ‘la historia de amor de Google y Obama’[2]; o de cómo escanean los emails que envías y recibes en Gmail para colocarte, en las webs con publicidad de Google (es decir la gran mayoría de Webs que existen), publicidad ‘mejor seleccionada a tu perfil’, que es lo mismo que hacen con tus búsquedas en Google[3]; por no hablar de otros sectores que Google está monopolizando[4];… ¿Cómo era eso que decía Google para mandar a callar a todo crítico con ellos? ¿’Don’t be evil’ (no seas malvado)? Si es que los mismos que te prometen mejor gestión del sparm de gmail son los que cobran por la gran mayoría de sparm que ves en las webs. Vale, puedes odiar o asustate de Google por todo ello, pero lo cierto es que todas las grandes empresas tecnológicas tienen un algo y Google no es la única. Es por ello que siempre debemos de tener cautela con las huellas de datos que dejamos en muchos productos tecnológicos de La Web e intentar, entre distintas ofertas, elegir las páginas que más libertad, en cuanto a anonimato, nos den o, al menos, escribir el menor número de datos personales posible. Y siempre que puedas leer antes de chequear cosas como ‘He leído y acepto las condiciones de uso’, cuando vayas a registrarte en una web[5].

Para entender la guerra de Google con Facebook hay que entender bien el negocio actual de la Web. Las empresas tecnológicas principalmente sacan su dinero de la publicidad, por lo que sus clientes son las empresas que se quieren publicitar en sus servicios. Esto es, tu creas una web que se dedique, por ejemplo, a ayudar a encontrar el alquiler de casas, pisos, garajes y locales, sería una red social en la que gente que quiere alquilar un inmueble se reuniría con usuarios que buscan un alquiler. El registro a ambas partes les saldría gratis y tú estarías haciendo un gran bien social. Pero claro, tienes que pagar gastos del servidor web, además de la mano de obra que supone el mantenimiento de la página (comunicación con los usuarios, tediosos arreglos de errores y divertidas mejoras), por no hablar de que si estás gastando tu tiempo en esa página lo justo es que tú cobres un sueldo, por lo que necesitas una fuente de ingresos, y eso te lleva a colocar publicidad en tu página. Pero ojo, en un inicio tu página era un bien social y en ese momento en el que colocas publicidad en tu web lo es, y lo más probable es que lo siga siendo. ¿Por qué? Porque la gran mayoría de la publicidad de las webs no la gestionan los dueños de la web al 100%, sino que se lo dejan a empresas como Google, tú eliges donde quieres que aparezcan los banners de publicidad y ya Google se encarga de poner la publicidad adaptada a cada usuario, dependiendo de los datos que recopile de dichos usuarios. En resumen: el creador de una web no recopila datos para nadie, lo único que te interesa es poder sacar adelante la web, vamos que es un mero intermediario que se dedica a elegir trozos de su web, donde Google mostrará la publicidad que Google sabe por tus correos electrónicos y tus búsquedas,  que es la mejor para ti.

También al principio tanto para Google como para Facebook todo era una especie de bien social. Ambos proyectos eran sueños que habían que monetizar, pasándolos a empresa. En el momento en que se pasaron a ser grandes empresas, muy rentables, se convirtieron en empresas de publicidad. Insisto que esto no es único en Facebook o en Google, para las empresas de este tipo es perfectamente legítimo y lo hacen más empresas de la Web, pero es un aspecto en el que la mayoría de usuarios no cae[6]. Así ha llegado el punto en que los verdaderos clientes de Facebook y Google no somos nosotros, son sus anunciantes. Y la empresa que sea capaz de dar más datos sobre los usuarios, es la que se lleva la mayor parte del pastel de anunciantes.

Así la guerra de Google con Facebook está en la recolección de datos de los usuarios. Google quiere una red social con muchos usuarios para tener esa jugosa colección de datos que regalamos los usuarios de redes sociales, ésa que tiene Facebook. Las empresas son consciente de eso, y si Google no potencia su red social estará en clara desventaja frente a Facebook en cuanto a mayor calidad de datos que ofrecer a empresas, de ahí el que se repita tanto esa frase ‘el futuro de Internet está en la red social’. Así mientras blogs, periódicos digital, revistas digital y demás páginas webs (como la red social que describía hace unos párrafos) les basta con sacar adelante el negocio a base de visitas y de que clics en los anuncios, hay una parte de empresas, que son las que mandan, las que manejan la publicidad de Internet, y que lo que quieren es datos de usuarios, y cada vez más y más datos.

Pero hay más, Google ya no recolecciona tantos datos por gTalk (Google Talk, el chat de Gmail y Google+) como antes, ni siquiera con todos los productos como Google Voice o los hangouts de Google+, como quisieran. ¿Y de quién es la culpa? De WhatsApp, pues la gente prefiere WhatsApp antes que usar gTalk, por lo que en esta misma semana en las noticias hemos podido ver cómo Google ahora trabaja para unificar sus productos de mensajería instantanea para competir contra WhatsApp, Line y Skype[7]. En un inicio todo esto no me parece mal, cuando aceptas tener un usuario en un producto de este tipo de compañías (Google, Facebook, Microsoft, Yahoo!, AOL,…) debes de pensar que lo vas a pagar con tus datos, lo cual significa que tal vez no deberías de ponérselo tan fácil, porque es como regalarles dinero. Pero lo que me parece mal es que la mayoría de los usuarios de Internet no conozca todo este tema, lo que deriva en la situación a la que estamos llegando en cuanto a cesión de datos, nunca ha habido tantos datos y tan valiosos guardados por empresas.

Hay más de uno/a que piensa que esto de regalar datos da igual, que el que empresas publicitarias como Google o Facebook conozcan más de ti que tus amigos o familia, o incluso que tu mismo, no puede ser tan malo en comparación con los productos de tan calidad que nos ofertan. Es cierto que los productos que ofertan son de una calidad que, en muchas ocasiones los puede hacer insustituibles, pero pagar con un exceso de datos tiene sus consecuencias. Las empresas ya se han dado cuenta de que la huella que dejamos por internet es muy valiosa para darles información sobre si contratarnos o no, Facebook con Graph Search se lo va a poner muy fácil a estas empresas. Facebook, que se dio cuenta de esto, elaboró el noviembre pasado (hace más de dos meses) una aplicación para encontrar trabajo por Facebook que, por ahora, sólo tiene empleos en EE.UU.[8], pero que si prospera, nos vemos a todos con dos perfiles de Facebook: uno profesional para ofertas de empleo, y otro para nuestros ratos libres; pues ¿quién nos dice que los anunciantes de Facebook que tengan ofertas de empleo en Facebook, no van a poder tener permiso de ver cualquier cosa de nuestro perfil en cuanto aceptemos una oferta de empleo en Facebook?

Hoy día es casi-imposible no tener un perfil en Facebook si contactas con tus amigos, y ya es casi-imposible que no uses algún producto de Google (fíjate en Youtube o el mismo buscador de Google), ya no te cuento del WhatsApp que casi se ha transformado en imprescindible para todo aquel que tenga un móvil, a pesar de los fallos de seguridad que tenga WhatsApp. Tenemos estas nuevas necesidades, pero ¿cuál es el punto límite al que han de llegar estas empresas en cuanto a la recolección de nuestros datos? ¿Cómo podemos protegernos de tantos datos que dejamos ahí y casi sin darnos cuenta? La privacidad debe ser cosa de cada cual, además de que el que hablemos más o menos de nuestra vida depende de nuestra personalidad, y cada uno debe ser libre de escoger el grado de cesión de sus datos a estas empresas de publicidad (cada cual que haga lo que quiera con su email y sus redes sociales), pero eso sí, todos debemos de ser conscientes y conocer este problema, para protegernos de futuras situaciones.

 

Notas:
Hay información y fuentes de este artículo que están extraídas del libro Desnudando a Google de Alejandro Suárez Sánchez-Ocaña (recomendable su lectura). Emprendedor de varias empresas de Internet, entre ellas yes.fm que explica en dicho libro muchas cosas del mundillo este del negocio de los gigantes de TICs, en especial de Google.

[1] La inversión que a Google le costó más dinero fue, en el 2007, la compra de la gran empresa de publicidad gráfica DoubleClick por 3.100 millones, dos veces lo pagado por youtube. Lo que hace que sea, en la práctica, un monopolio de la publicidad en Internet. Más detalles en DoubleClick, Google y la publicidad online. A modo de muestra podéis ver la comparación de ingresos de Google+DoubleClick en el 2008 con otras empresas en la tabla de http://en.wikipedia.org/wiki/Online_advertising#Ad_server_market_structure

[2] Obama & Google (a love story), Jia Lynn Yang and Nina Easton (CNN)

[3] De hecho, los mismos de Microsoft han criticado esto, en esta misma semana, mediante una durísima campaña publicitaria en la que animan a que la gente se pase a su nuevo correo de Outlook.com si quieren conservar su privacidad. Eso sí, Microsoft guarda los resultados que busques en el buscador Bing para colarte su publicidad personalizada en sus webs. Enlace a la noticia: Microsoft Attacks Google on Gmail Privacy, NICK WINGFIELD (New York Times); Enlace a la web de la susodicha campaña de Microsoft: Scroogled!.

[4] Dos enlaces explicativos: El monopolio de Google – Infografía y La ministra de Justicia alemana cree que Google acumula demasiado poder, Julián Pérez (siliconNews).

[5] Un ejemplo de otra empresa que mira más por sus anunciantes que por los usuarios, es la que será la nueva funcionalidad chachi de Facebook: Graph Search. Hay gente que piensa que Graph Search es la respuesta de Facebook + Microsoft a Google, pero está demasiado enfocado a contactos de Facebook para que eso sea cierto. Tanto es así que tras la salida de la beta de Graph Search varias páginas y blogs en la web aconsejan ajustar el sistema de privacidad de nuestros perfiles de Facebook y hacerlo más restrictivo ante el eficiente análisis de nuestros datos que realiza dicha nueva herramienta (que por cierto es de agradecer que Facebook nos ofrezca opciones de todo tipo para ajustar nuestra privacidad). Podéis leer un poco sobre cómo se usa Graph Search en Graph Search: así es como funciona y analizar por vosotros mismos toda la información que se puede buscar sobre vosotros. Se aconseja hacer más restrictiva la privacidad pues, como bien dicen en Graph Search, las búsquedas con sentido de Facebook, Graph Search es una gran oportunidad para que anunciantes (marcas y empresas) en la red encuentren de forma más fácil usuarios a los que poder ir a venderles su producto, lo que significa un posible aumento de mensajes privados o peticiones de amistad con mensajes privados en nuestro perfil de empresas anunciándonos sus productos. Por otra parte, otros usuarios también pueden convertirse en un problema para nosotros con sus búsquedas indiscretas como bien apunta Manu Contreras en Los peligros de Facebook Graph Search. En Cómo proteger la información en Facebook ante la llegada de Graph Search podéis leer qué opciones de vuestro perfil de Facebook ajustar la privacidad.

[6] De hecho el 94% de los ingresos de Google, en el anterior trimestre, son de la publicidad (El 94% de los ingresos de Google en el 4Q llega de la publicidad) algo normal pues pocos productos de Google se pagan, en comparación con el número de productos ‘gratuitos’ que pagamos con nuestros datos.

[7] Google contra WhatsApp: trabaja para unificar su mensajería instantánea, agencia de noticias Europa Press (elEconomista.es). Que yo sepa WhatsApp no usa nuestros datos para publicidad, pero Google es así… Aunque claro, WhatsApp es malo por motivos de seguridad, así que tiene mucho que perder ante la todopoderosa Google y más si estos realizan una campaña atacando a la seguridad de WhatsApp, algo probable.

[8] Facebook lanza un portal de empleo, Manuel Moreno (TreceBits, 14/11/2012).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.