Portada sin categoría Filetes empanados con espinacas

Filetes empanados con espinacas

Por -
0 270
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
Las espinacas sobresalen del filete / MARÍA SÁNCHEZ

Las espinacas sobresalen del filete / MARÍA SÁNCHEZ

“Las espinacas son una de las verduras por excelencia del invierno”, repiten los expertos, cocinillas, gastrónomos… Y todos pensamos al unísono: “del invierno dicen, pero si espinacas hay todo el año”. También hay quien añade “¡ay señor!, pero qué tiquismiquis son estos cocineros” . Y ellos, que saben de lo que hablan, no nos dan por perdidos y nos repiten una y otra vez que “las espinacas son una de las verduras por excelencia del invierno.” Y nosotros seguimos sin comprenderlos porque vemos paquetes con “hojas tiernas” de espinacas en los estantes refrigerados de los supermercados durante todo el año. Y si están en los supermercados en agosto, ¿cómo van a ser solo de invierno?

Pues bien, las verduras (y las frutas) tienen su temporada estrella, y la de las espinacas es ahora, en invierno. Es cierto que podemos comprarlas (sobre todo congeladas) en otras estaciones, pero ¿no es mejor comerlas cuando más ricas están?

Para ser consecuente con todo esto que os he contado, esta semana os propongo una receta con espinacas que hasta quien no es muy fan de estas hojillas verdes la probará encantado, porque ¿a quién no le gustan los filetes empanados?

Receta (para 4 personas)

300 grs. de espinacas

2 Ajos

8 Filetes de pechuga de pollo grandes

1 Huevo

Pan rallado

Pimienta

Sal

Aceite para freír

¿Y ahora qué?

  1. Ponemos una cacerola con agua a hervir. Cuando el agua esté borboteando añadimos un poco de sal y echamos las espinacas (que parecerán muchas, pero cuando estén hervidas van a reducir mucho). Cocemos durante 2 minutos y escurrimos.
  2. En una sartén ponemos un chorrito de aceite y freímos el ajo picado en trocitos pequeños. Cuando esté dorado,  echamos las espinacas y salteamos.
  3. Salpimentamos los filetes y comenzamos a rellenarlos. Para ello, estiramos un filete sobre una tabla y ponemos las espinacas bien repartidas, pero dejando los bordes libres. Tapamos con otro filete de un tamaño parecido y sellamos los bordes con palillos de dientes como si los estuviéramos cosiendo.
  4. Pasamos los filetes por huevo y pan rallado y freímos.

Nota 1 : Además de las espinacas podemos poner trocitos de jamón o bacón. Yo en esta ocasión puse trocitos de nueces y estaban riquísimos.

Nota 2: No olvidemos quitar los palillos de dientes, o al menos, avisemos a nuestros comensales de la sorpresa que se van a encontrar.

Y hoy, además, una recomendación musical de parte de Fernando, que de vez en cuando nos llenará la cocina de música.

 

 

Otros artículos

Por -
0 321

No hay comentarios

Responder


8 + tres =

(Spamcheck Enabled)