Portada Internacional Ordenadores cuánticos: ¿realidad o ficción?

Ordenadores cuánticos: ¿realidad o ficción?

Por -
0 491
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on TumblrShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone
D-Wave Systems

Chip de un procesador de D-Wave Systems híbrido entre procesador normal y un poquito de lo que debería ser un procesador cuántico.

Cuando estudiaba en aquella carrera técnica de informática nos dieron tiempo para asistir a conferencias durante una semana, y una de ellas era sobre los ordenadores cuánticos, que la daba un hombre que no conocía ni yo ni mis compañeros de clase. El nombre de la conferencia ya de por sí prometía, ya que iba a ser sobre ordenadores cuánticos, los ordenadores del futuro. Se cuentan maravillas sobre los ordenadores cuánticos, desde que son casi-infinitamente rápidos a que pueden resolver desencriptar todo tipo de claves.

Al finalizar la conferencia, varios de mis compañeros y yo concluimos que lo mejor de la misma era un libro sobre la web semántica que nos regalaron. Demasiada rumologia barata sobre informática y sobreinformación de todo tipo. Desde que D-Wave Systems fabricaron un ordenador cuántico en el 2007, hasta que Google y demás grandes empresas tenían uno para probar algoritmos cuánticos.

La gracia de esto es que no es para nada creíble. Cada pieza de un ordenador es independiente, por lo que cada pieza de un ordenador cuántico tendría que fabricarse poco a poco y desde cero. No puede ser que una empresa de la nada diga ‘hola, hemos hecho todo este ordenador completo con cada componente totalmente nuevo’. Dirán que podría ser que sólo fuera el microprocesador el componente nuevo, pues bien, el microprocesador tiene un montón de componentes microscopicos en su interior y sus relaciones son muy complejas, excesivamente complejas, el caos en sí mismo. Por no hablar de todo el modelo lógico y matemático que subyace dentro de una cosa tan pequeña como es un procesador. Es altamente improbable, pues, que una sola empresa saque un nuevo modelo de procesador totalmente diferente a los actuales (hasta en sus materiales) y dé ese increíble salto, y no una evolución poco a poco hasta el ordenador cuántico.

Así que la pregunta en la conferencia fue obligada, y un alumno de la primera fila levantó la mano y preguntó lo que casi todos estábamos pensando: ‘y el hardware con el que lo hizo, ¿cuál fue?’, el conferenciante dijo que no se conocían los detalles de dicho hardware, pero en cambio nos recompensó con montones de formulas matemáticas que no comprendíamos y raros algoritmos cuánticos. ¡Genial!

La realidad es que D-Wave Systems no crearon el primer ordenador cuántico, sino un ordenador común y moliente pero que usaba ‘algo’ de mecánica cuántica. Aunque bueno, D-Wave Systems ganó 10 millones de dólares por ella al venderla a la multinacional de industria aeroespacial Lockheed Martin. En cuanto a Google, IBM y demás empresas es cierto que investigan y hacen demostraciones sobre ordenadores cuánticos, algoritmos cuánticos, y demás cosas cuánticas y de QBytes (los QBytes serían ‘como’ los Bytes de los ordenadores cuánticos), y hay mucha rumología sobre ello, pero lo cierto es que hasta la fecha de hoy día no se conoce qué hardware debería de llevar un ordenador cuántico. Luego lo que hasta la fecha se ha conseguido son híbridos de PCs normales y corrientes con alguna posible mejora cuántica, pero no hay un ordenador cuántico al 100%, ninguno que se pueda decir ‘éste es el ordenador del futuro’.

Hay modelos con algún que otro material candidato, hay condiciones a cumplir, muchas investigaciones, una gran cantidad de empresas interesadas,… Pero, por ahora, un ordenador cuántico no es muy diferente a la teoría del siglo pasado de un coche Ford que funcionara con energía nuclear: muchas palabras y teoría, pero en la práctica hay mucho todavía que investigar. Puede que veamos, a mediados o final de siglo, algo que esté construido con toda esta teoría de los ordenadores cuánticos, un servidor complejo y enorme o puede que incluso algo totalmente distinto a un ordenador, porque hay investigaciones que al final sirven para traer algo nuevo. Incluso puede que durante el camino ya ni usemos un ordenador.

Ya conté en en un artículo que escribí para esta sección como la Inteligencia Artificial pasó de ser una gran fuente de expectativas y de la llegada de la nueva era del conocimiento, a ser una herramienta que permite a los ordenadores engañar a una persona y hacerle creer que ‘es’ inteligente, es más actualmente se piensa que el conseguir una máquina inteligente es algo que no es útil para la sociedad. Quién sabe si podría llegar a pasar lo mismo en el futuro con todo este tema de los ordenadores cuánticos y los QBytes.

Añade a todas esas expectativas la cantidad de mitos que hay siempre alrededor de la tecnología en general. Los usuarios vivimos en un mundo que parece casi de otro planeta cuando manejamos un móvil o un ordenador gracias a su interfaz gráfica, es más cuando se rompe ocurre que no tenemos ni idea de lo que le pasa al aparato, y es cuando realizamos rituales que siempre hemos visto que hacen que el aparato se arregle como por arte de magia, como apagarlo y volverlo a encender o quitar la batería y esperar un rato. Incluso los mismos programadores tenemos mitos, por ejemplo, yo trabajo programando en Java sobre el IDE Eclipse, y cada vez que algo en el proyecto no me sale pero a otro compañero sí le sale, hago un Clean & Build, y eso la gran mayoría de las veces lo arregla, así que tengo adaptada dicha conducta de hacer Clean & Build en dicha situación y en otras más extrañas. Todo esto contribuye a darle a la tecnología y a la informática como un aura mágico que promueve el dicho de: ‘si funciona, no lo toques’; además de que nos ayude a creernos alguna que otra noticia tecnológicas que, en realidad, no tienen sentido.

Me gusta el tema de los ordenadores cuánticos, veo bien que se investigue en ellos como una inversión para el futuro, pero, por lo menos yo, hasta que no vea que hay una especificación de hardware que deba llevar un ordenador cuántico y hecha de forma seria y lógica, no creeré en empresas que ya tienen ordenadores cuánticos. Para todo lo demás, recomiendo el artículo sobre Mecánica Cuántica de la satírica Inciclopedia para pasar un buen cuántico rato de risas.

 

Otros artículos

Toy_robot

Por -
0 386

No hay comentarios

Responder

(Spamcheck Enabled)